Gente

Presentado el nuevo plan para la seguridad marítima en Tenerife

El capitán marítimo Lorenzo Fernández recalcó en su exposición que el objetivo de la campaña es hacer seguro el ocio de los usuarios de deportes naúticos y velar por la integridad de la vida humana en el mar.
EL DIA/EFE, S/C de Tenerife
12/jul/03 18:25 PM
Edición impresa

EL DIA/EFE, S/C de Tenerife

En la Subdelegación del Gobierno de Santa Cruz de Tenerife fue presentada ayer la campaña de verano para la seguridad náutica en la Isla. El plan, organizado por el Ministerio de Fomento desde hace siete años, tiene como objetivo evitar los accidentes y muertes en el mar durante el verano a través de una información detallada y específica, así como concienciar a los usuarios de deportes náuticos de la necesidad de unas normas y una responsabilidad.

El capitán marítimo de Tenerife, Lorenzo Fernández, recalcó que la seguridad marítima es "una finalidad en sí misma" y una de las grandes prioridades del Ministerio de Fomento.

Igualmente, destacó la necesidad de una normativa adecuada, una conciencia cívica y una información precisa a través de los medios, como elementos claves de su exposición, en la que estuvo acompañado por la subdelegada del Gobierno, Pilar Merino, y por Tomás González, jefe del Centro Regional de Salvamento Marítimo de Tenerife.

Eficacia de la campaña

El número de embarcaciones matriculadas en España ha ido en incremento en los últimos años, aunque sus cifras todavía no pueden compararse con las francesas. En Canarias hay matriculadas un total de 24.000 embarcaciones, un 55% de las cuales pertenecen a Santa Cruz de Tenerife y un 45 por ciento a Las Palmas. Solamente en 2002 fueron matriculadas 1.099 nuevas embarcaciones.

El número de emergencias, como es lógico, aumenta en fechas veraniegas, donde Cataluña ocupa el índice mayor de siniestralidad.

El año pasado fueron atendidas 155 emergencias, con el resultado 4 personas fallecidas y 2 desaparecidas. Los porcentajes más altos corresponden a las embarcaciones de recreo, la mayoría de las veces por fallos mecánicos, estructurales o humanos. Respecto al número de accidentes en otras actividades náuticas de recreo (no de embarcaciones), el jefe del centro regional dijo que hubo 35; 11 bañistas en apuros, 8 aislados en la costa, 5 pescadores en la costa, 5 rescates de windsurfistas, 3 de motos náuticas y 3 submarinistas.

También se puso de relieve la existencia de las falsas alarmas, que afectan considerablemente a la eficacia final de los servicios de salvamento.

El programa para este verano incluye normas específicas para el uso de motos acuáticas, cuyo porcentaje de siniestralidad ha descendido considerablemente en los últimos años, así como para el surf, el widsurf y el kitesurf, los kayacks, las embarcaciones de recreo, la pesca deportiva y otras actividades subacuáticas. Las normas incluyen la existencia de siete zonas diferentes de navegación y un equipo de seguridad específico para cada zona.