Gente

Una cuarta parte de los británicos cree que Diana de Gales fue asesinada

Al cumplirse ayer el sexto aniversario de su fallecimiento, la que fuera su residencia de Kensington Palace se llenó de flores en su memoria. El empresario Mohamed Al Fayed asegura que tanto la muerte de Lady Di como la de su hijo Dodi fueron un asesinato y lucha por que se reabra la investigación.
EFE, Londres
1/sep/03 19:33 PM
Edición impresa

Más de una cuarta parte de británicos piensa que la princesa Diana fue asesinada, según un sondeo publicado ayer con ocasión del sexto aniversario de su muerte en un accidente de coche en París, según un sondeo realizado por el Instituto NOP que publicó ayer el periódico "Sunday Express".

Un 27 por ciento de los británicos cuestionados cree que Diana fue asesinada y un 51 por ciento no piensa esto, mientras que el resto no expresa su opinión.

Sin embargo, un 49 por ciento de las personas encuestadas estima que se ocultó la verdad sobre las circunstancias de su muerte, frente a un 34 por ciento que no cree esto.

El sondeo se publica dos días después de que un portavoz de Surrey, un condado del sur de Inglaterra, anunciase la apertura de una investigación sobre las circunstancias del accidente del 31 de agosto de 1997, que costó la vida también a Dodi Al Fayed, compañero sentimental de Lady Di.

Mientras que un 47 por ciento de los encuestados está a favor de esta investigación, un 45 por ciento juzga que será una mala idea. Por su parte, Mohamed al Fayed se declaró ayer más decidido que nunca a "descubrir la verdad", coincidiendo con el sexto aniversario de la muerte de su hijo Dodi y de la princesa Diana de Gales en un accidente automovilístico en París, y afirmó su convencimiento de que fue un asesinato.

"Cada año que pasa mi determinación de descubrir la verdad sobre las razones de esta tragedia se afirma", declaró el padre de Dodi, un hombre rico de negocios de origen egipcio.

Mohamed al Fayed, que está convencido de que su hijo y la princesa Diana fueron asesinados, no ha cesado de pedir una investigación pública en Reino Unido sobre las causas que provocaron la tragedia.

"Estoy apoyado por gente imparcial de todas partes que sabe que no fue un accidente", insistió el empresario. La justicia francesa concluyó que el accidente se debió al estado de ebriedad del conductor, Henri Paul, y a la velocidad excesiva del vehículo.

Son muchas las voces que cada día claman por una investigación exhaustiva de los motivos de estas muertes.