Internacional

Bagdad, a punto de una revuelta popular por el vacío de poder

En la capital iraquí, con seis millones de habitantes, impera la inseguridad y la tomadura de pelo del autoproclamado gobernador Zubeidi que ha hecho caso omiso de las solicitudes de trabajo.
4/may/03 6:03 AM
Edición impresa

Una revuelta popular está a punto de estallar en Bagdad ante el vacío de poder, la falta de salarios, la inseguridad y la tomadura de pelo del autoproclamado gobernador de Bagdad, Mohsen Zubeidi, que instó a miles de iraquíes a rellenar solicitudes de trabajo, que han ido directamente a la papelera.

Cientos de iraquíes curiosos se concentraron en la mañana de ayers ante el Hotel Palestina, del que ya se han retirado las tropas estadounidenses, que lo custodiaban mientras fue sede de la Administración civil de EEUU.

Los iraquíes han intentado penetrar en el hotel sin lograrlo ante la resistencia de los empleados y algunos soldados de EEUU que se encontraban en su interior.

Durante tres semanas, bajo un sol de justicia, tras las alambradas y ante los tanques de EEUU y soldados que les han apuntado, cientos de civiles han rellenado solicitudes de trabajo sobre los capós de los coches, en el suelo o en las espaldas de sus compañeros.

Todas ellas las iban entregando a los soldados que supuestamente se las transferían al gobernador de Bagdad, que ya ha sido cesado, y que les prometió trabajo y pagar inmediatamente los sueldos.

Casi un mes después de la entrada de las tropas estadounidenses en Bagdad, los iraquíes se encuentran con un Ejército de ocupación extranjero y sin ninguna administración civil que les aconseje, ni viso de gobierno de transición.

"Bush, Bush, Bush, Ali Babá", coreaban los manifestantes.

"Queremos un Gobierno iraquí, queremos trabajo. Hemos rellenado solicitudes. ¿Dónde están?", gritaban ante un retén de soldados de EEUU en la entrada del hotel.

El Ejército de Estados Unidos a contratado a algunos policías y antiguos miembros del ejército iraquí como asistentes. Por ahora les han entregado 20 euros, pero se desconoce si recibirán más salarios.

Un ingeniero civil, Mohamed Mustafa Ahmed, de 38 años, dice que no ha recibido salario desde el mes de marzo, aunque cobraba el "equivalente a 30 huevos", es decir, 3.000 dinares o un euro y medio al mes.

Los iraquíes exigen a Estados Unidos que garantice sus derechos fundamentales de seguridad y trabajo.

"Hay niños de 10 a 12 años armados con pistolas por las calles que amenazan a cualquiera para robarle", explica Ahmed.

La mayoría de las familias iraquíes permanece en sus casas ante los numerosos disparos que se registran todos los días o las mortales explosiones en gasolineras, en depósitos de armas, además de los "Ali Babá" o saqueadores que prosiguen sus campañas de pillaje.

La organización Médicos sin Frontera ha denunciado en un comunicado que "a pesar de tres semanas de ocupación de Estados Unidos y muchos años de planear esta guerra, Bagdad, la capital iraquí, una ciudad de 6 millones de habitantes, todavía no tiene ningún hospital funcionando completamente".

 

administración

El plan de estabilización divide a Irak en tres sectores

EFE, Washigton

Irak será dividido en tres sectores que quedarán bajo el control de patrullas formadas por tropas de al menos diez naciones de las que aprobaron la intervención militar que derrocó al régimen de Sadam Husein, según fuentes del Pentágono.

Las fuentes agregaron que, según un plan de estabilización analizado el miércoles en Londres durante una conferencia en la que participaron 16 de los países que apoyaron la intervención militar en Irak, las tareas de una llamada fuerza de "estabilización" de ese país estarán bajo el control de EEUU, el Reino Unido y Polonia.

"Queremos poner en marcha lo más pronto posible esta operación, pero todavía no se ha elaborado un programa definitivo", dijo el viernes, una fuente del Pentágono, según la cual, ésta estaría al mando del general Tommy Franks, quien dirigió la invasión de Irak. Bush, declaró el fin de las operaciones militares de envergadura en Irak el jueves, pero se mantiene un vacío de poder en el país.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Polonia fueron, junto a Australia, los países que aportaron tropas a la intervención militar contra Irak, que comenzó el pasado 20 de marzo y que originó, el 9 de abril, con la caída del gobierno de Sadam Husein.

Las fuentes indicaron que durante la reunión España, Italia, Ucrania, Dinamarca, Bulgaria y Holanda ofrecieron participar en las operaciones de estabilización. Otros países asistentes a la reunión de Londres que podrían ofrecer fuerzas a la operación de "estabilización" son Filipinas, Qatar, Australia y Corea del Sur, agregaron.