Internacional

El atentado en un mercado filipino causa 17 muertos y otros 19 heridos


EFE, Cotabato
11/may/03 6:38 AM
Edición impresa

Al menos 17 personas murieron y 19 resultaron heridas en un atentado con bomba perpetrado ayer en un mercado de Mindanao, en el sur de Filipinas.

El suceso ocurrió a las 15.40 hora local, en el zoco de la ciudad de Koronadal, en la provincia de Cotabato del Sur, a 960 kilómetros al sur de Manila y de población mayoritariamente cristiana. Se trata del tercer atentado de envergadura ocurrido desde marzo en Mindanao (los otros dos tuvieron lugar en la ciudad de Davao con el resultado de más de 40 muertos) y en un momento de alta tensión por los duros enfrentamientos que libran el Ejército y el Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI).

El coronel Agustín Dimaala, de la Comandancia Regional, explicó que la bomba se encontraba "en el interior de una bolsa" y que fue fabricada con un mortero de 81 mm y un detonador de tiempo.

Los investigadores consideran que dos individuos llegaron al mercado en "trike" (motocicleta con sidecar que sirve de transporte público en Filipinas), colocaron el paquete y se vieron retrasados en su escapada por los transeúntes, lo que elimina la posibilidad de que se tratara de un ataque suicida.

La Delegación de la Comisión Europea (CE) en Bogotá pidió ayer a los colombianos que asuman "lo antes posible la búsqueda concreta de un acuerdo humanitario y de una solución política y negociada del conflicto".

"La UE cree firmemente que, sobre todo en estos momentos, es necesario evitar una escalada de violencia", dijo el encargado de negocios de la misión de la CE para Colombia y Ecuador, el italiano Nicola Bertolini. Afirmó que la experiencia europea enseña que las partes en un conflicto deben iniciar, con voluntad política, la "construcción de la paz a través de un diálogo serio y global".

El subsecretario de Estado adjunto de EEUU para Asuntos Andinos, Phil Chicola, pidió ayer a las autoridades colombianas no poner en peligro la vida de tres estadounidenses secuestrados por la guerrilla de las FARC, en caso de un rescate. Chicola dijo que su Gobierno espera ser consultado en caso de una operación para rescatar a tres tripulantes de un avión espía accidentado en febrero pasado.