Internacional
LO ÚLTIMO:
La Fiscalía Antiterrorista asume la investigación del tiroteo de Estrasburgo leer

Sharon y Mazen se comprometen a dialogar por la paz

Los primeros ministros israelí y palestino, en una cumbre celebrada ayer en la ciudad jordana de Aqaba, asumieron el compromiso en presencia de Bush, para quien es prioritaria la "Hoja de ruta".
5/jun/03 9:10 AM
Edición impresa

Israelíes y palestinos reanudaron ayer las negociaciones de paz al máximo nivel y se comprometieron a resolver sus diferencias mediante el diálogo, siguiendo las directrices previstas en la "Hoja de ruta". El compromiso lo asumieron los primeros ministros Ariel Sharon y Abu Mazen en una cumbre celebrada en la ciudad jordana de Aqaba en presencia del presidente Bush.

Al término de la cumbre, el presidente norteamericano anunció que ha dado instrucciones a su secretario de Estado, Colin Powell, y a la consejera para la Seguridad Nacional, Condoleezza Rice, para que a partir de ahora consideren la aplicación de la "Hoja de ruta" "como un asunto de la mayor prioridad" para Estados Unidos.

La cumbre estuvo precedida por varias reuniones bilaterales. El presidente Bush se entrevistó primero por separado con Ariel Sharon y con Abu Mazen, y en estos encuentros se terminaron de perfilar las declaraciones que cerraron la jornada. Unas declaraciones breves pero muy elaboradas, en las que cada palabra se había pesado junto con todas sus connotaciones.

Los mandatarios leyeron sus respectivas declaraciones delante de sus delegaciones y los periodistas. Abu Mazen anunció que la Autoridad palestina condena la violencia -"la intifada armada"- "donde quiera que se produzca". Es una clara advertencia a las formaciones radicales de que su Gobierno no sólo condena los atentados dentro de Israel, sino que no permitirá ataques contra soldados y colonos judíos en los territorios ocupados.

Éste fue el punto principal de la declaración de Abu Mazen ya que con él los palestinos renuncian explícitamente a la violencia para obtener sus objetivos. En la práctica esto significa que a partir de ahora las negociaciones estarán en función de la buena voluntad de Sharon, ya que los palestinos se han quedado sin ninguna herramienta de presión para combatir la ocupación de su territorio.

Abu Mazen todavía tiene que negociar la tregua mediante conversaciones con las formaciones radicales. Pero ayer mismo, Hamas y Yihad Islámica anunciaron que la lucha armada continuará y que no piensan deponer las armas mientras haya ocupación. Los fundamentalistas se encuentran en una coyuntura difícil, ya que si no aceptan el alto el fuego tendrán que enfrentarse a la policía palestina.

Aunque Abu Mazen se refirió a los territorios ocupados en la guerra de 1967, en su declaración posterior Sharon no quiso entrar en detalles sobre qué entiende él por territorios ocupados.

Se limitó a indicar que el futuro Estado palestino tendrá "continuidad territorial", es decir, no será una autonomía como la de ahora, una especie de piel de leopardo donde las poblaciones de Cisjordania se han convertido en "ghettos" aislados.

Ariel Sharon reiteró que su objetivo principal es la "seguridad" y que en este apartado no habrá concesiones. Como novedad anunció que Israel no pretende "gobernar" sobre los palestinos y agregó que el futuro Estado palestino tiene que ser democrático para ser viable y convivir con el "Estado judío". Sharon insistió en lo de "Estado judío" para subrayar que Israel no permitirá que regresen a sus pueblos los refugiados que fueron expulsados en 1948.

En su alocución, el presidente estadounidense, George W. Bush, expresó su apoyo por un Estado palestino "con continuidad territorial" y condenó todo tipo de violencia. En un momento se refirió a Yaser Arafat sin mencionarlo por el nombre pero calificándolo de "terrorista". También adelantó que el diplomático John Wolf, que mantiene unas excelentes relaciones con Israel, será el encargado de supervisar la aplicación de la "Hoja de ruta".

En respuesta a la cumbre de Aqaba, que algunos calificaron de "ceremonia humillante", la derecha israelí y los colonos organizaron la noche del martes una manifestación multitudinaria en el centro de Jerusalén para protestar por el cambio de actitud de Sharon. La derecha está particularmente molesta con el hecho de que el primer ministro haya anunciado en Aqaba el desmantelamiento de las pequeñas colonias "salvajes" que los colonos han establecido por su cuenta en Cisjordania en los últimos meses.

cisjordania

Enfrentamientos con el Ejército

Once jóvenes palestinos resultaron heridos ayer por disparos israelíes en enfrentamientos con el Ejército y otros dos fueron arrestados en Cisjordania. Cuatro jóvenes que lanzaban piedras fueron heridos por disparos de soldados israelíes en el campo de refugiados de Balata y otros siete sufrieron heridas en incidentes similares en el campo de Faraa, en el norte de Cisjordania. Por otro lado, Yehia Nimr, de 25 años, un activista buscado por Israel, fue capturado en un campo de refugiados cerca de Tulkarem (Cisjordania). Éste pertenece a las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, grupo armado relacionado con el movimiento Al Fatá de Arafat. Isra Abu Jalil, una mujer de 22 años, fue detenida en Tulkarem aunque, al parecer, no está vinculada a ningún grupo armado. Su hermano, que murió hace dos meses en Yenín, era un activista de la Yihad Islámica.