Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Las milicias kurdas anuncian el fin del "califato" del Estado Islámico leer

Estados Unidos lanza la campaña "Escorpiones del desierto" en Irak

La intención de las tropas norteamericanas es acabar con los reductos de resistencia de seguidores del depuesto régimen de Sadam Husein, que han aumentado en los últimos días su capacidad para realizar golpes de mano.
EFE, Bagdad
16/jun/03 18:08 PM
Edición impresa

EFE, Bagdad

Las tropas de ocupación norteamericanas están dispuestas a no dar tregua a los leales a Sadam Husein y han lanzado una nueva operación de castigo para erradicar las bolsas de resistencia, pocas horas después de que expirara el período de amnistía para la entrega de armas, y en la creencia de que el líder derrocado podría estar vivo.

Durante la madrugada del domingo, unidades de la II Brigada de la III División de Infantería irrumpieron en 16 viviendas de la localidad de Faluya, a unos 60 kilómetros al oeste de Bagdad.

Los soldados quebraron el sueño de la población, a la que sacaron de la cama, y registraron palmo a palmo los edificios donde se sospechaba que podrían esconderse partidarios del antiguo régimen.

Amparados por la luna llena, los marines hallaron en una casa varias clases de explosivos, material para desarrollar bombas y "equipos de comunicación ilegales", aseguró una fuente militar norteamericana.

"La operación Escorpión del Desierto comenzó la pasada noche" en Faluya, confirmó la unidad Task Force VII en Bagdad, al mando de la misma, sin informar de posibles bajas entre la población civil o los soldados.

Durante la incursión, que duró tres horas, también se arrestó a siete hombres sospechosos de liderar algunas de las bolsas de resistencia que desde hace semanas actúan entre el norte de Bagdad y la localidad de Tikrit, cuna de Sadam Husein, indicaron otras fuentes militares.

Asimismo, fueron detenidos ocho individuos que violaron el toque de queda en Faluya y se pasearon armados en público, lo que está prohibido en todo el país desde que anoche venciera el plazo de amnistía para la entrega de armas, agregaron.

Más al oeste, un batallón norteamericano escoltado por tanques Bradley y helicópteros de reconocimiento Oh-Kiowa registró un conjunto de granjas donde intuía que se ocultaban "baazistas", guardias republicanos o fedayines.

Entrada la mañana, soldados de EEUU penetraron nuevamente en Faluya, esta vez cargados con libros, medicinas y juguetes que repartieron entre la asustada, somnolienta e iracunda población.

La operación "Escorpión del Desierto" "sigue en marcha y combina los ataques con la ayuda humanitaria en un intento por desmembrar a los insurgentes y restablecer la seguridad", explicó la oficina de prensa de la Task Force.