Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La canaria Cristina Ramos se cuela en el 'Top 5' de la final de 'America's Got Talent' leer

Mueren dos soldados de EEUU en nuevos ataques en Irak

Los militares estadounidenses fueron abatidos en sendas emboscadas en barrios de Bagdad. Otros cuatro resultaron heridos en una acción de la resistencia en la ciudad de Ramadi, a 100 kilómetros de la capital.
EFE, Bagdad
8/jul/03 18:21 PM
Edición impresa

EFE, Bagdad

Dos soldados estadounidenses murieron y otros cuatro resultaron heridos en diferentes enfrentamientos registrados en las últimas horas en Irak, con lo que ascienden a 29 los militares de EEUU muertos desde el pasado 1 de mayo. Los nuevos enfrentamientos, en los que murieron también tres iraquíes, se registraron en la noche del domingo al lunes en Bagdad y en la ciudad de Ramadi (a 100 kilómetros de la capital).

Según un comunicado del Mando Central de EEUU en Irak, el primer tiroteo se produjo poco antes de la medianoche cuando dos iraquíes tendieron una emboscada a una patrulla estadounidense en el barrio de Adamiyah, en el noreste de Bagdad. En el ataque murieron un soldado y uno de los atacantes, mientras el otro iraquí resultó herido, añadió la nota.

Otro soldado norteamericano perdió la vida en la madrugada de ayer cuando unos asaltantes lanzaron una bomba de fabricación casera contra un convoy en el barrio de Kadhimiya. Las nuevas muertes elevan a 29 las bajas norteamericanas en Irak, además de seis británicos, desde que Bush anunciara el fin de la guerra el 1 de mayo. Desde esta fecha la resistencia iraquí va creciendo día a día, especialmente en el centro del país.

Cuatro soldados estadounidenses resultaron heridos en una nueva acción de la resistencia, en la que se utilizaron lanzagranadas, registrada durante la noche en Ramadi, donde han muerto dos iraquíes.

La UE decidió ayer levantar "la mayoría" de las sanciones impuestas contra Irak y modificar otras medidas que mantendrá en vigor, en conformidad con la Resolución 1486 de Naciones Unidas.

En su decisión de ayer, los Quince adoptaron una llamada "posición común" que anula las decisiones aprobadas en 1996 y 2002 y una Regulación por la que establecen restricciones específicas sobre las relaciones económicas y financieras con Irak.

Aunque el paso dado supone la cancelación de las sanciones adoptadas por la Resolución 661 de la ONU (de 1990), mantiene la validez de las relativas a la venta o suministro a Irak de armas y material similar, "salvo el destinado a las fuerzas de ocupación, EEUU y Reino Unido", añade la nota.

Las sanciones se sustituirán por otras medidas restrictivas relativas a los ingresos de las exportaciones de petróleo, los productos derivados del crudo, y el gas natural, al igual que al comercio de bienes que forman parte de la herencia cultural iraquí.

Además, también afectarán a la congelación de ciertos fondos y recursos económicos, en particular los pertenecientes a la familia del depuesto Sadam Husein