Internacional

Blix acusa a EEUU de exagerar los datos para atacar Irak

El ex jefe de los inspectores de la ONU subrayó que los hombres que bajo su mando revisaron los lugares sospechosos de tener armas de destrucción masiva habrían encontrado este arsenal si hubiera existido de verdad.
EFE, Kiev
11/jul/03 18:24 PM
Edición impresa

EFE, Kiev

Hans Blix, ex jefe de los inspectores de la ONU para el desarme de Irak, calificó ayer de "exagerados" los datos ofrecidos por EEUU para atacar ese país árabe bajo el supuesto de que disponía de armas de destrucción masiva.

El ex presidente de la Comisión de las Naciones Unidas para la Verificación, Inspección y Vigilancia (UNMOVIC) señaló en una visita a la clausurada planta nuclear ucraniana de Chernóbil que era escéptico sobre la existencia de armas biológicas, químicas o nucleares en Irak.

Subrayó que los inspectores que bajo su mando revisaron los lugares sospechosos en Irak de contener armas de destrucción masiva habrían encontrado este tipo de armamento si hubiera existido.

Además, explicó Blix, era "altamente improbable" que Irak fuera capaz de lanzar en 45 minutos un ataque con armas de ese tipo contra un blanco determinado, uno de los argumentos esgrimidos por EEUU para comenzar su guerra contra el régimen de Sadam.

No obstante, opinó que al contrario que la Casa Blanca, el primer ministro británico, Tony Blair, sí creía "sinceramente" en la existencia de armas biológicas y químicas en Irak.

Otros dos soldados muertos

Dos soldados estadounidenses han muerto y un tercero resultó herido en dos ataques separados, con lo que se eleva a 31 el número de militares estadounidenses muertos en Irak desde el 1 de mayo, cuando Estados Unidos anunció el fin de la guerra.

Según un comunicado del Mando Central estadounidense, las acciones antiestadounidenses se produjeron durante la noche del miércoles en áreas situadas al norte y noroeste de Bagdad.

El primer ataque tuvo lugar cerca de la localidad de Al Mahmudiyah, a unos 45 kilómetros de la capital, donde un soldado murió en una emboscada.

Un segundo militar perdió la vida y otro resultó herido cuando ciudadanos armados iraquíes dispararon con lanzagranadas contra una patrulla cerca de la ciudad de Tikrit, a unos 170 kilómetros al norte de Bagdad.

Según la nota, las víctimas fueron trasladadas a un hospital militar cercano a Bagdad.

Fuentes militares estadounidenses informaron ayer también de que un soldado más murió el miércoles en Irak de un disparo "no hostil", sin llegar a precisar más detalles.

La resistencia iraquí, de la que Washington responsabiliza a grupos leales a Sadam Husein, ha intensificado sus actividades en las últimas semanas en varias ciudades del país, especialmente en el centro, cuyos habitantes son, en su mayoría, musulmanes suníes.