Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Apple apunta a los contenidos y su propia tarjeta de crédito para seguir cautivando leer

EEUU descubre una nueva fosa con más de 200 muertos

Las excavaciones deben efectuarlas especialistas para poder encontrar pruebas incriminatorias contra el régimen de Sadam Husein que pueden servir más adelante para juzgar a los responsables de las matanzas.
EFE, Bagdad
18/jul/03 18:31 PM
Edición impresa

EFE, Bagdad

Una nueva fosa común que puede contener entre 200 y 400 cadáveres ha aparecido en Hatra, a unos 60 kilómetros al sur de la ciudad norteña de Mosul, según fuentes militares estadounidenses.

El Mando Central estadounidense informó de que la fosa ha sido encontrada "recientemente", sin dar más precisiones, por soldados de la 101 División Aerotransportada, que ya han encontrado 25 restos humanos, además de restos de ropa.

La fosa común, que se encuentra en la ribera de un "wadi" o cauce de un río estacional, está siendo investigada por la División de Investigación Criminal y la División de Cirugía, apoyadas por miembros del Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas.

El cálculo de 200 a 400 cuerpos enterrados se basa en el tamaño de la depresión donde han aparecido los restos.

Las primeras fosas comunes aparecidas en Irak tras la caída del régimen de Sadam fueron excavadas espontáneamente por los habitantes del lugar, lo que originó severas críticas de organismos de defensa de derechos humanos.

Según estos organismos, las excavaciones deben efectuarlas especialistas para poder encontrar pruebas incriminatorias contra el régimen de Sadam Husein y juzgar más tarde a los responsables.

Compra de Uranio

Por otro lado, el director de la CIA, George Tenet, reconoció que un alto cargo del Gobierno insistió en incluir en un discurso presidencial la mención al intento iraquí de comprar uranio en Níger, a pesar de las dudas sobre su veracidad.

Así lo afirmó ayer el senador demócrata Dick Durbin, quien asistió a la comparecencia de Tenet el miércoles ante el Comité de Inteligencia del Senado.

El senador declaró que el responsable del espionaje estadounidense detalló quién fue ese alto cargo, pero no pudo citarlo en público debido a las normas de confidencialidad que rigen el funcionamiento del Comité de Inteligencia.

"Al ser un miembro del Comité de Inteligencia no puedo divulgarlo, pero espero que la verdad salga a la luz", afirmó.

Durbin recalcó que considera responsabilidad de la Casa Blanca la alusión al presunto intento de Irak de comprar uranio en Níger, mencionado por el presidente Bush en su discurso sobre el Estado de la Unión, en enero pasado, y que luego resultó ser falso.

Tenet "nos dijo quién era la persona que insistió en poner ese lenguaje, que la CIA sabía que no era creíble", afirmó el senador.

Añadió que hubo una negociación entre la CIA y la Casa Blanca "acerca de cuán lejos se podía ir" y, al final, "desafortunadamente esas 16 palabras fueron incluidas en el discurso más importante que el presidente pronuncia en todo el año".