Internacional

Dos atentados con bomba hieren a dieciséis personas en Niza

La Delegación del Gobierno francés confirma la hipótesis de que algún grupo terrorista corso está detrás del atentado perpetrado contra la Dirección regional de las Aduanas y de la Tesorería.
EFE, París
21/jul/03 18:33 PM
Edición impresa

EFE, París

Un total de 16 personas resultaron heridas leves al estallar en la madrugada de ayer dos artefactos colocados ante la dirección regional de las Aduanas y de la Tesorería General de Niza.

Los heridos estaban en las viviendas situadas frente al edificio de aduanas y fueron trasladados al hospital Saint-Roch, próximo al lugar del atentado, indicó el subprefecto (delegado del Gobierno), Abdel Aissou.

Las explosiones, que se produjeron en torno a las 02:30 horas (00.30 GMT), "son de origen criminal, pero por ahora nadie ha reclamado su autoría", precisó Aissou. La fachada del edificio y varios vehículos y tiendas de las cercanías resultaron dañados y se rompieron los cristales de los inmuebles más próximos.

Las fuerzas del orden establecieron un perímetro de seguridad y se prohibió la circulación, mientras que los artificieros trataban de determinar la naturaleza y la potencia de los artefactos.

El fiscal de Niza, Eric de Montgolfier, que acudió al lugar del suceso, dijo que sabía tanto como todo el mundo: "buscamos".

El pasado 25 de septiembre la policía consiguió desactivar unos explosivos colocados también ante la Tesorería de Niza, acción de la que se responsabilizó el Frente Nacional de Liberación de Córcega (FLNC)-Unión de los Combatientes. Ese grupo anunció el pasado viernes el fin de la "tregua" que había declarado en 1999 y reclamó la autoría de una veintena de atentados.

En un comunicado enviado a una emisora de radio, la organización terrorista señaló que daba por acabada la tregua de sus acciones militares desde el pasado día 11, cuando fueron condenados a duras penas ocho nacionalistas corsos como miembros del comando que mató en 1998 al entonces prefecto de Córcega, Claude Erignac.

El prefecto (delegado del Gobierno) del departamento de los Alpes Marítimos, Pierre Breuil, confirmó ayer la hipótesis de que algún grupo terrorista corso está detrás del atentado.

Según Breuil, la pista corsa quedó confirmada al descubrirse un coche robado en Córcega, con matrícula falsa y en cuyo interior había un detonador y gasolina cerca de la dirección regional de las Aduanas y de la Tesorería General que fueron objeto del ataque con explosivos.

"Se han encontrado uno o dos detonadores y botellas de gasolina en un coche que había aparcado en una calle adyacente y próximo del lugar del doble atentado", afirmó Breuil.

"Eso confirma la pista corsa", indicó el prefecto, que explicó que "el vehículo sirvió manifiestamente a la operación porque los autores del doble atentado intentaron incendiarlo para borrar toda huella", pero después de que avisara un vecino "los bomberos intervinieron a tiempo para apagarlo".