Internacional

La manifestación antiglobalización en Francia reúne a 200.000 militantes


EFE, París
10/ago/03 19:01 PM
Edición impresa

EFE, París

Los organizadores de Larzac 2003, la "universidad de verano" de los militantes antiglobalización, cerraron ayer el acceso al sitio, ubicado en una planicie del sur de Francia, al verse desbordados por la llegada masiva de visitantes.

El líder francés de este movimiento, José Bové, cifró en más de 150.000 las personas que se habían instalado hasta media tarde de ayer en las 250 hectáreas de terreno habilitadas para el desarrollo de Larzac 2003 desde su inauguración el viernes. "Esperábamos a 100.000 personas en nuestras previsiones más locas, ahora hay más de 150.000 y esta noche habrá 200.000", coincidiendo con el macroconcierto de Manu Chao y de otros veinte grupos, dijo Bové.

Por motivos de "seguridad" y de "sanidad", los organizadores del evento, que se clausura hoy, han pedido a la Prefectura (delegación del Gobierno) de Aveyron que los gendarmes instalen barreras en la carretera de acceso al sitio.

Los organizadores de Larzac 2003 se comprometieron a explicar a las personas bloqueadas en la carretera las razones por las que se les impide el acceso, añadió Bové.

Respecto al aprovisionamiento de agua, Bové consideró que la situación está, por ahora, "controlada", ya que hay aún 160.000 litros almacenados en cisternas y 30.000 botellas de litro y medio.

Organizado por el colectivo "Construir un mundo solidario", Larzac 2003 se abrió ayer con un discurso de Bové.

El diario "New York Times" hablaba en su edición de ayer de un "Woodstock antiglobalización", donde la estrella es Bové, "ganadero de ovejas, de 50 años, líder sindicalista y héroe nacional por su negativa a doblar el espinazo ante la globalización".