Internacional

Un soldado británico muere y dos resultan heridos en un ataque a una ambulancia en Irak


EFE, Irak
15/ago/03 19:08 PM
Edición impresa

EFE, Irak

Un soldado británico murió y otros dos resultaron heridos ayer en un ataque contra una ambulancia militar del Ejército del Reino Unido a las afueras de Basora, en el sur de Irak.

Un portavoz militar británico explicó a la cadena pública de televisión BBC que se produjo el estallido "de un artefacto explosivo improvisado" oculto en un farol al paso de una ambulancia militar marcada con una cruz roja.

Los soldados se dirigían, en un viaje rutinario, hacia el hospital de Shaibah con la intención de que uno de ellos fuese atendido.

De momento se desconoce el alcance de las lesiones que sufren dos militares heridos con metralla, aunque la BBC señaló que no parecen ser graves.

"Se trató de un ataque directo contra una ambulancia claramente indicada, sin ningún tipo de justificación", apuntó el comandante Charlie Mayo, portavoz del Ejército británico en Basora.

"Vamos a trabajar estrechamente con la policía y la comunidad local para identificar y localizar a los responsables" de este ataque, agregó Mayo.

El portavoz militar británico aseguró que ese tipo de ataques son llevados a cabo por "una pequeña minoría de los que no quieren la paz".

Hasta ahora, el único ataque sufrido por las tropas británicas durante la posguerra de Irak se produjo el pasado 24 de junio, cuando seis soldados murieron en una emboscada en la localidad de Al Amara, al sur de Irak.

Comparado con otras zonas de Irak bajo dominio estadounidense, el área de Basora ha permanecido relativamente en calma desde que, el 1 de mayo, Estados Unidos anunció el fin de la guerra contra Irak. Sin embargo, durante este mes se han registrado serios incidentes violentos en Basora, a causa de protestas por el aumento del precio de los carburantes y la falta de suministro eléctrico.

El pasado día 10, dos iraquíes y un guardia de seguridad nepalí murieron tras ser repelidas las protestas por las fuerzas británicas que custodian Basora.