Internacional

Tropas estadounidenses llegan a Liberia para suministrar ayuda humanitaria

Los marines de Estados Unidos se disponen a controlar el área portuaria de Freeport para permitir el inicio del suministro de ayuda (alimentos, enseres y medicinas principalmente) a la capital liberiana, Monrovia, donde más de 450.000 personas desplazadas por la guerra pasan hambre.
EFE, Freetown
15/ago/03 19:08 PM
Edición impresa

EFE, Freetown

Unidades de marines estadounidenses llegaron ayer a Monrovia con la misión de controlar el área portuaria de Freeport y permitir así el inicio del suministro de ayuda humanitaria a la capital liberiana donde más de 450.000 personas desplazadas por la guerra pasan hambre.

Los soldados norteamericanos ocuparon las instalaciones cuando éstas fueron desalojadas por las milicias rebeldes, a las 12:00 GMT de ayer, bajo su control desde el inicio del cerco a la capital hace tres semanas.

Los militares de Estados Unidos, aerotransportados a la base aérea de Robertsfield, a las afueras de Monrovia, se componen, entre otros operativos, de 150 fuerzas especiales de reacción.

El repliegue de los efectivos del LURD a Tubmanburg, a 60 kilómetros al norte de Monrovia, ocurre después de varios días de intensas negociaciones.

El pacto fue firmado el martes entre los comandantes del LURD y el jefe de la fuerza panafricana de la Comunidad Económica de los Estados de África del Oeste (CEDEAO), el general nigeriano Festus Okonkwo, y que fue refrendado por el embajador de Estados Unidos en Liberia, John Blanet, acompañado del general de división de su país, Thomas Turner.

Alimentos

La retirada de las milicias del LURD permitirá no solo crear una franja neutral entre las líneas rebeldes y las gubernamentales por los efectivos de la CEDEAO, sino, y principalmente, iniciar los suministros a gran escala de alimentos, medicinas y enseres en Monrovia y paulatinamente al resto del país.

Mientras, el presidente liberiano, Moses Blah, investido el pasado lunes tras la renuncia de su antecesor, Charles Taylor, es esperado hoy en Accra, la capital de Ghana, donde se desarrollan negociaciones entre representantes de los rebeldes y el Gobierno liberiano. Las discusiones, en las que están también presentes representantes de la ONU y diplomáticos occidentales, están encaminadas a alcanzar un acuerdo de paz para Liberia y decidir los cambios constitucionales necesarios.

Blah se mantendrá en el poder hasta octubre próximo cuando deberá traspasar el poder a un Gobierno de transición que será decidido en la capital Ghanesa y que deberá convocar elecciones generales en dos años. Liberia se ha visto inmersa en guerras civiles continuadas desde hace catorce años, que, además de llevar el país a la ruina, han ocasionado la muerte de centenares de miles de personas y muchas más han tenido que refugiarse en los países vecinos.

Por otra parte, Suecia ha donado 8,2 millones de dólares para contribuir a las operaciones de la CEDEAO en Liberia, donde el contingente militar ha separado a las facciones en pugna.