Internacional

La Iniciativa de Ginebra pone en pie de guerra a palestinos e israelíes radicales

De "traidores" fueron calificados por ambos bandos los firmantes de esta propuesta de paz para Oriente Próximo, que fue presentada ayer en la ciudad suiza con el respaldo de Yaser Arafat.
AGENCIAS, Jerusalén/Ginebra
2/dic/03 23:24 PM
Edición impresa

AGENCIAS, Jerusalén/Ginebra

Miles de palestinos salieron ayer a las calles de Gaza y Cisjordania para protestar por el lanzamiento de la Iniciativa de Ginebra, mientras en Israel un grupo de rabinos integristas declaró "traidores" a los firmantes.

Los palestinos protestan contra uno de los principales artículos de la Iniciativa de Ginebra, por el que se niega el derecho al retorno de los más de 3,5 millones de refugiados palestinos.

Aunque la Iniciativa no niega ese derecho de forma literal, deja en manos del Gobierno de Israel la última palabra en este asunto, lo que presupone que los refugiados palestinos no podrán regresar a sus casas.

Entre los opositores a la Iniciativa se encuentra Hussein Abu Shej, uno de los máximos dirigentes de Al-Fatah en Cisjordania, que se desvinculó del respaldo que el presidente de ese movimiento y de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yaser Arafat, extendió a la iniciativa.

Por su parte, los grupos radicales como Hamas, la Yihad, o el FPLP también rechazaron el documento y convocaron a sus militantes a salir a las calles para recordar ese "derecho histórico" del pueblo palestino y llamando "traidores" a los firmantes de la Iniciativa.

"Traidores" fue también el término utilizado por un grupo de rabinos para definir a los patrocinadores israelíes del acuerdo.

Un comité que reúne a más de 250 rabinos emitió ayer un veredicto religioso calificando de "traidores" a los firmantes y exhortando a "llevarlos a juicio".

Se trata de la asociación Peligro de Muerte, uno de los comités rabínicos que en su día incitaron al asesinato del primer ministro Isaac Rabin en 1995, lo que ha despertado fuertes críticas en Israel.

La Iniciativa de Ginebra, plan alternativo de paz para israelíes y palestinos elaborado por sectores laboristas hebreos y dirigentes palestinos, fue lanzada ayer de forma oficial en esta ciudad durante una ceremonia pública en la que se reunieron 400 palestinos e israelíes y centenares de invitados del mundo entero.

"La única solución posible"

Los dos principales autores del documento, el ex ministro israelí de Justicia Yossi Beilin y el ex ministro palestino de Información Yasir Abed Rabbo, pidieron a sus Gobiernos que retomen por su cuenta este plan y advirtieron de que podría ser "los últimos destellos de razón en nuestra región" y "la única solución posible".

El ministro palestino de Asuntos Exteriores, Nabil Shaat, afirmó ayer que la Autoridad Nacional Palestina alienta la Iniciativa pero no podrá adoptarla dado que no es oficial y, por tanto, no servirá para resolver el conflicto.

Por su parte, EEUU expresó su apoyo a la Iniciativa de Ginebra para Oriente Medio, pero subrayó que es un complemento a la Hoja de Ruta, documento que Washington considera la vía única para lograr un acuerdo entre israelíes y palestinos. "Aplaudimos esfuerzos como éste (...) para plantear, discutir y considerar asuntos que habrá que afrontar en este proceso, pero queremos dejar clara nuestra política de apoyo a la Hoja de Ruta", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Richard Boucher.