Internacional
UE / CRISIS

Irlanda confía en que los líderes de la Eurozona tomarán decisiones concretas

Dublín, EFE
20/jul/11 16:22 PM
eldia.es

Dublín, EFE El primer ministro irlandés, Enda Kenny, confió hoy en que los líderes de la zona euro tomarán decisiones concretas en la cumbre de mañana en Bruselas para atajar el "miedo al contagio" provocado por la situación de Grecia.

En una intervención en el Parlamento nacional (Dáil), Kenny aseguró que este encuentro es uno de los más "importantes en la historia" de la Unión Europea, al tiempo que instó a sus colegas a "mostrarse a la altura" de la gravedad de la situación y demostrar que "se tomará cualquier medida que ayude a restaurar la confianza".

"No se pueden dejar las cosas para más adelante de nuevo", dijo el "Taoiseach" (primer ministro), quien advirtió, no obstante, de que "la crisis en la zona euro no se resolverá de la noche a la mañana", pues no "hay una receta mágica".

"Sí espero que el resultado de la cumbre marque el comienzo de la toma de una serie de decisiones que contribuyan a restaurar confianza y certeza, que aborden el problema de ansiedad y preocupación respecto al contagio por la situación griega", señaló el dirigente democristiano.

Kenny también explicó al Dáil que analizará con "atención" cualquier decisión que se tome respecto a Grecia para que ésta no perjudique las posibilidades de Irlanda de regresar a los mercados de deuda en un futuro próximo.

En este sentido, celebró que el Eurogrupo haya demostrado su disposición a negociar un aumento de los plazos de devolución y una bajada de los intereses aplicables a los préstamos de los países rescatados (Grecia, Irlanda y Portugal).

Los 17 ministros de la zona euro también quieren mejorar la flexibilidad y alcance del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF, en inglés) para asistir a países con problemas de financiación.

El "Taoiseach" insistió hoy en que su Gobierno lleva meses recordando a sus socios en que el tipo de interés del 5,8 % impuesto a este país por su rescate financiero, valorado en 85.000 millones de euros, es demasiado alto.

"Las cuestiones que ahora se contemplan, tipos de interés más bajos, prestamos a más largo plazo, más flexibilidad en los instrumentos (de ayuda), tienen la capacidad de ejercer una influencia positiva", subrayó Kenny.

Su ministro de Finanzas, Michael Noonan, añadió hoy que la propuesta alemana para que la banca comparta el gasto de un segundo rescate para Grecia se encuentra estancada, pero aseguró que se plantearán alternativas durante la cumbre.

"Si el sector financiero no contribuye directamente al rescate griego, la alternativa puede ser la imposición de un impuesto, de manera que pueda contribuir indirectamente", explicó el titular de Economía.

UE / CRISIS