Santa Cruz de Tenerife

Los pilotos de Air Europa no quieren pernoctar en Venezuela por seguridad

Madrid, Europa Press
10/ago/17 14:42 PM
eldia.es

La compañía española es de las pocas que mantienen vuelos con Venezuela con pernocta de la tripulación./Cedida

El sindicato de pilotos Sepla ha pedido a Air Europa, la aerolínea del grupo Globalia, que suspenda los vuelos con pernocta en Venezuela o que plantee una pernoctación alternativa en otro país "ante la escalada de violencia" en las principales ciudades del país.

En un comunicado, el sindicato recuerda que Air Europa es una de las pocas compañías europeas que siguen realizando vuelos a Venezuela con pernocta de las tripulaciones, lo que califica de "incomprensible".

Según el Sepla, la escalada de violencia "pone en riesgo la seguridad y la integridad física" de las tripulaciones que "tienen que desplazarse desde el aeropuerto hasta el hotel en el que se alojan".

El sindicato de pilotos apunta a que el propio Ministerio de Asuntos Exteriores en su página web aconseja no viajar a Venezuela "salvo por razones de extrema necesidad", aludiendo a los "obstáculos a la hora de desplazarse en coche, incluyendo los accesos a los aeropuertos".

En esta línea, los pilotos de Air Europa lamentan que la compañía aérea no haya modificado la programación de sus vuelos a Venezuela, "poniendo así en riesgo la seguridad de sus tripulantes, que se ven obligados a dormir allí hasta tres noches seguidas".

La sección sindical del Sepla en Air Europa ha contactado en varias ocasiones con responsables de la compañía por este asunto, a los que ha planteado medidas alternativas para no tener que dormir en Venezuela, como puede ser el traslado a otros destinos del Caribe, donde la aerolínea opera muchas frecuencias.

El Sepla señala que la práctica totalidad de las compañías europeas, entre ellas Iberia, ya han optado por este tipo de medidas. En el caso de Iberia, la aerolínea lleva a sus pilotos a pernoctar en Santo Domingo tras aterrizar en Caracas, evitando así salir de la zona restringida (zona aire) del aeropuerto y entrar en zona tierra.

Los pilotos temen que la situación en Venezuela pueda "degenerar en un conflicto bélico" que provoque el cierre del espacio aéreo, situación que provocaría la retención forzosa de la tripulación allí donde se encuentre.