Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Hacienda confirma que estudia bajar Sociedades al 23% a las micropymes leer

Indígenas de Norfolk demandan a Australia por sentirse discriminados ante la ONU

Sídney (Australia), EFE
13/mar/18 7:17 AM
eldia.es

El Consejo de Ancianos de la Isla Norfolk, un territorio australiano en el Pacífico Sur, ha demandado al Gobierno de Australia ante la ONU al sentirse discriminados política y culturalmente.

Así se recoge en la petición del presidente del Consejo de Ancianos de la Isla Norfolk, Albert Buffett, ante el Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, informaron hoy medios locales.

El demandante, un indígena de Norfolk, argumenta que el Gobierno federal viola varias secciones del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de la ONU.

En especial, la demanda se refiere al artículo 27 referido a la protección de los derechos minoritarios de usar su propia cultura e idioma, según el portal de noticias news.com.au

Asimismo, el consejo denuncia que Australia se ha incautado de piezas históricas de Norfolk y registros parlamentarios de la isla.

Los indígenas también critican la restricción puesta al uso de su lengua en la radio o el cierre del ala de maternidad del único hospital de la isla.

La isla Norfolk, con unos 1.700 habitantes y situada a más de 1.400 kilómetros de la costa oriental australiana, fue traspasada por Reino Unido a Australia en 1914.

En 2015, el Gobierno australiano abolió su Asamblea Legislativa y designó a un administrador y un consejo de consultoría, encargados de la legislación local.

Según Peter Mühlhäusler, un lingüística australiano que elaboró un informe incluido en la demanda, los isleños de Norfolk tienen una etnia, cultura e idioma distintivos, pero los matrimonios con habitantes de Australia continental ha aumentado su asimilación.

La isla Norfolk fue habitada originariamente por polinesios orientales, que desaparecieron, y después por los británicos que colonizaron Australia e instalaron un centro penal en ese territorio insular.

En 1856, acogió un asentamiento de exiliados de las remotas islas Pitcairn, situadas miles de kilómetros hacia el este.

La mayoría de estos exiliados eran tahitianos y amotinados del barco HMAV Bounty que habían sido reagrupados a finales del siglo XVIII en Pitcairn, donde no cabía más población.