Internacional

El Reino Unido investiga 14 muertes que pueden estar relacionadas con Rusia

Londres, EFE
13/mar/18 18:02 PM
eldia.es
La ministra británica de Interior, Amber Rudd, llega al número 10 de Downing Street para una reunión con el Consejo Nacional de Seguridad para abordar el caso del envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal y su hija./WILL OLIVER (EFE)

La ministra de Interior británica, Amber Rudd, ha dicho hoy que la policía y los servicios secretos del MI5 investigarán las denuncias que supuestamente relacionan a Rusia con 14 muertes en el Reino Unido en los últimos años.

La semana pasada, el Comité de Asuntos Internos escribió a Rudd pidiendo revisar 14 fallecimientos que no fueron tratados, en primera instancia, como sospechosos, pero que se han relacionado con Rusia en los últimos tiempos.

El Ministerio de Interior británico ha reportado que los Servicios de Inteligencia de Estados Unidos sospechan que esas personas pudieron haber sido asesinadas en territorio británico por servicios de seguridad rusos o por grupos mafiosos.

El antiguo jefe de la Policía Metropolitana Ian Blair, quien dirigió este cuerpo cuando Alexander Litvinenko fue asesinado en 2006 con polonio radiactivo, ha pedido que se reabran estos casos, al mismo tiempo que Asuntos Internos ha pedido una revisión de las decisiones que se adoptaron al respecto.

Rudd explicó en la misiva que el Gobierno está advertido de estas denuncias y se toma "muy en serio" cualquier insinuación de que un Estado extranjero puede estar detrás de un asesinato en el Reino Unido.

"En las próximas semanas espero que estos alegatos queden en nada", manifestó la ministra.

Tras reunirse con el comité de emergencia del Gobierno, Rudd destacó que la investigación está "transcurriendo bien" y que está siendo "detallada" y "cuidadosa".

Esta indagación surge en un momento de tensión entre el Reino Unido y Rusia tras el envenenamiento del espía doble Serguéi Skripal y de su hija, el pasado día 4 en suelo británico.

El antiguo agente de la inteligencia militar rusa, captado por el MI6 británico en los años noventa, y su hija, Yulia, fueron expuestos a un agente nervioso de naturaleza militar que les ha dejado en estado crítico.

La primera ministra británica, Theresa May, indicó que es "altamente probable" que el Kremlin esté detrás de ese ataque y ha avanzado que impondrá un amplio rango de medidas contra Rusia si se confirman sus sospechas.

Además, este lunes, el exiliado ruso Nikolái Glushkov, amigo íntimo del malogrado oligarca Borís Berezovsky, fue hallado muerto en su domicilio de Londres por causas que se desconocen.