Internacional

Hallado, un año después, el submarino argentino ARA San Juan, que se rompió en trozos

Buenos Aires, EFE
17/nov/18 7:03 AM
eldia.es
Imagen facilitada por la Armada Argentina./

El Ministerio de la Defensa de Argentina y la Armada informaron hoy de que la compañía estadounidense Ocean Infinity halló el submarino argentino ARA San Juan, desaparecido hace un año en aguas del Atlántico.

La Armada argentina tuiteó que "El #MinisterioDeDefensa y la #ArmadaArgentina informan que en el día de la fecha, habiéndose investigado el punto de interés N°24 informado por Ocean Infinity, mediante la observación realizada con un ROV a 800 mts de profundidad, se ha dado identificación positiva al #AraSanJuan".

Según indicó Ocean Infítiny, que cobrará 7.5 millones de dólares por el hallazgo, el submarino estaba localizado a 800 metros de profundidad, a unos 600 kilómetros de Comodoro Rivadavia, donde se había montado el centro de operaciones durante la búsqueda.

Los trabajos de búsqueda en el océano, en los que participaron en los primeros meses diversos países, se delimitó a 430 kilómetros de la costa, en torno a una zona donde varias agencias internacionales señalaron que se detectó una explosión horas después de que desapareciera la nave.

Fue a principios de septiembre pasado cuando la empresa estadounidense Ocean Infinity, contratada por el Gobierno, retomó el rastreo del lecho marino, pero tampoco hubo suerte.

"El primer lugar donde ellos empezaron a buscar era donde se dio la ultima comunicación. Ahí no están. Nosotros empezamos a pedir que los empiecen a buscar donde se escucharon los golpes del casco" del submarino, señaló el pasado jueves la hermana de Alberto Sánchez, tripulante del sumergible, durante un homenaje al cumplirse un año de la desaparición, al que asistió el presidente del país, Mauricio Macri.

El submarino argentino desapareció el 15 de noviembre del año pasado con 44 tripulantes a bordo, cuando se dirigía desde Ushuaia a Mar del Plata.

La nave participó en unas maniobras en el puerto austral de Ushuaia y el 13 de noviembre partió de nuevo hacia Mar del Plata, trayecto en el que, a unos 400 kilómetros de la costa y dos días después, hizo su última comunicación.

Horas antes, el comandante alertó de un fallo provocado por la entrada de agua por un conducto de ventilación (snorkel), que se filtró en el compartimiento de las baterías eléctricas y produjo un principio de incendio.

Aunque la Armada argentina aseguró en varias ocasiones que ese fallo fue "subsanado" y que el San Juan continuó navegando hacia Mar del Plata, lo cierto es que se perdió su rastro y nunca arribó al puerto de esa ciudad, donde tenía prevista su llegada el 19 de noviembre.

En medio de una gran incertidumbre, varias agencias internacionales reportaron una explosión horas después de desaparecer el submarino, cerca de donde se perdió su pista.

Fue ahí donde comenzó un operativo de búsqueda sin precedentes en Argentina en el que participaron naves de Rusia, Gran Bretaña y Estados Unidos, y que finalizó cinco meses después.

Se partió en varios trozos

La Armada Argentina confirmó hoy que el submarino ARA "San Juan", localizado esta madrugada en el Atlántico tras un año y un día desaparecido, se partió en varias partes en un área de 80 por 100 metros, según el informe realizado por la compañía encargada de la búsqueda.

"La ubicación exacta es muy próxima a la ubicación del informe de la anomalía hidroacústica (consistente en una explosión detectada por agencias internacionales en 2017), el área donde habíamos asignado un 90 % de probabilidades que estuviese. Todas las marinas buscaron en ese área", reconoció José Luis Villán, el comandante de la Armada, en una rueda de prensa en Buenos Aires.

Acompañado por el ministro de Defensa, Oscar Aguad, entre otras autoridades, Villán concretó que el submarino fue hallado a 907 metros de profundidad.

Según las imágenes obtenidas por el robot sumergido por la empresa Ocean Infinity -contratada por el Gobierno para realizar la búsqueda, que duró dos meses-, el área de escombros es de 80 por 100 metros.

"Esto sugiere, falta la certeza, que podría haber implosionado, colapsado muy cerca del fondo. Porque el desprendimiento de escombros es muy acotado en el área", detalló por su parte el capitán Enrique Balbi.

En concreto, se detectó una "sección mayor", que es el casco resistente, la parte habitable del submarino, que mide de 25 a 30 metros, y otras tres partes del buque en menores dimensiones y formas que coinciden con la sección de proa, popa y la vela.

"Todo el casco resistente, si bien está en una misma unidad, no está partido. Está en una sola pieza, pero sí deformado y abollado hacia el interior, producto de la presión externa de la columna hidroestática. Lo que hace la presión externa del mar es abollar hacia adentro el casco", agregó Balbi.

El capitán señaló que los restos han sido hallados a 500 kilómetros de la costa, a la altura del golfo de San Jorge.

La Armada informó en la madrugada de este sábado de que, tras dos meses de rastreo en el océano, la compañía estadounidense Ocean Infinity pudo hallar el submarino.

Balbi añadió que ayer a la noche se ubicó la posición en el mar del "contacto" que había detectado la empresa y "en horas de la madrugada" operó el robot para descender e identificar "fehacientemente" al submarino, del que hasta el momento solo se han difundido imágenes preliminares de baja calidad por la turbulencia y salinidad de la zona.