Islas
LEONCIO MORALES .RODRÍGUEZ

El Hierro y un gran año


3/ene/02 19:27 PM
Edición impresa

ESTIMADO LECTOR, el año dos mil uno quedará grabado en la historia de esta Isla como un año de los más beneficiosos.

El año de Bajada, con una afluencia de público que sorprendió a propios y extraños, sin duda alguna una gran Bajada, los puentes que ha habido han roto moldes con relación a años anteriores. El aumento de personas, tanto en barcos como en aviones, nos ha sorprendido a los que vivimos aquí, lo mismo, coches y mercancías.

El hospital, a punto de terminarse su nueva obra era un deseo de todos los herreños incluso de los que desean visitar la Isla. La unidad de diálisis tan solicitada vio su inauguración hace un par de meses.

La carretera Valverde-Frontera, pasando por Los Roquillos, su túnel cuenta con unos mil metros, si las obras no se complican y se sigue al mismo ritmo, para las Navidades del 2002 ya estaría terminado.

El puerto de La Estaca está a punto de adjudicarse, las plicas ya se abrieron, ahora, falta decidir cuál será la empresa que acometa la obra entre las cuatro grandes que se presentaron.

En cuanto al Servicio Hidráulico, con la inversión, que rebasa los mil doscientos millones de pesetas, se verían cubiertas las necesidades en materia de aguas.

El Hierro ha visto premiado su esfuerzo por ser Reserva de la Biosfera, con el premio Príncipe de Asturias, junto a otros lugares del planeta que gozaban con el galardón de Reservas de la Biosfera.

En estos momentos, la Isla se está dotando de una buena infraestructura cara al turismo, siempre dentro de su proyecto de economía sostenible.

Los planes generales, tanto de los Ayuntamientos como el Plan Insular del Cabildo, van bastante avanzados.

Cuando hablaba hace unos meses del gran avance que estaba experimentando esta Isla, también dije que era un momento delicado y que todo podía depender de la conciencia que tomáramos los herreños, creo que se está soportando bien ese fuerte tirón, yendo deprisa en muchas cosas, pero compaginando muy bien en otras, no permitiendo invasiones que en poco tiempo impacten de una forma que destruyan esta Isla en poco tiempo, que cuando vayamos a mirar sea demasiado tarde.

Los herreños tenemos que dejar la avaricia para evitar males mayores, pensar que la Isla es de todos y no de unos cuantos, saber que es nuestra casa común y que debemos conservarla y amarla por encima de todo.

Creo, y por los datos que en estos momentos obran en mi poder, en todos los campos va por buen camino, siendo imposible ennumerar en tan poco espacio tantas cosas, el balance nadie lo discute, por eso digo que para El Hierro ha sido un gran año. Espero que el 2002 lo sea también. A todos, feliz año.

LEONCIO MORALES .RODRÍGUEZ