Islas

El Consejo Insular de Aguas de La Gomera renueva sus cargos

En este organismo público se encuentran representados los distintos estamentos que tienen derechos adquiridos en cuanto a la utilización de las aguas de la Isla como las entidades concesionarias y de aprovechamiento.
EFE, San Sebastián
12/dic/03 23:56 PM
Edición impresa

EFE, San Sebastián

El Cabildo de La Gomera informó ayer de que el Consejo de Aguas de La Gomera, organismo público dependiente de la Corporación insular, renovó su composición de cargos públicos.

En este organismo público se encuentran representados los distintos estamentos que tienen derechos adquiridos en cuanto a la utilización de las aguas de la Isla, como las entidades concesionarias y de aprovechamiento, el Cabildo, los ayuntamientos, las entidades agrarias, las organizaciones empresariales y sindicales y el Gobierno de Canarias.

El Consejo de Aguas de La Gomera se creó en 1995 con el objeto de ejercer las competencias transferidas a los cabildos en materia hidráulica, que se resumen en el control y gestión de los recursos hídricos de dominio público.

El presidente del Consejo de Aguas de La Gomera y del Consejo, Casimiro Curbelo, destacó la importancia del nuevo Plan Hidrológico, un ambicioso proyecto que busca el equilibrio en abastecimientos urbanos, saneamiento y depuración de aguas y riego.

El gerente de este organismo público, Julián Horcajada, mostró su satisfacción por la labor desarrollada, que se ha caracterizado por la consideración de La Gomera como un todo a efectos de gestión del agua de dominio público.

Horcajada apuntó que se han superado esquemas localistas tradicionales de épocas pasadas.

Críticas del PP

Por otro lado, el presidente del Comité Local del PP en el municipio de Vallehermoso, Olegario Marichal, critica la falta de sensibilidad del Ayuntamiento de esta localidad de La Gomera hacia los vecinos de los barrios alejados del casco municipal. Según Marichal, desde el Consistorio de Vallehermoso se hace oídos sordos a estos núcleos poblacionales que cuentan en los mismos graves deficiencias en materia de alumbrado público, suministro de agua, entre otras.

Por ello, entiende, "el alcalde de este municipio del Norte de la Isla debería ser más consciente de las necesidades más prioritarias de sus vecinos, sobre todo porque estos, cuando corresponde, pagan sus tasas municipales religiosamente como lo hacen los que viven en el casco de Vallehermoso".