Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Gobierno avisa a Torra de que enviará a la Policía si los Mossos no actúan leer

Un punto basado en la LABOR DEFENSIVA

El Racing de Santander empató con el Burgos sin goles en un encuentro en el que el portero belga Lemmens se convirtió en una de las figuras al anular con sus intervenciones las ocasiones locales.

7/feb/02 14:00 PM
Edición impresa
0 Burgos:

Tito; Lucio, César Esteban, Arregui, Zubizarreta; Iñaki, Ángel Merino, Alberdi, Conget (Carlos Merino, m.80); Tcherychev (Cuyami, m.45; Isailovic, m.63) y Gálvez.

0
Racing de Santander:

Lemmens; César, Mora, Neru, Sietes; Pablo Sierra, Diego Mateo (Julio Álvarez, m.75), Ismael (Nafti, m.46), Txiki; Regueiro y Mazzoni (Juanma, m.67).

Árbitro:

` Arcas Piqueres (Valenciano). Amonestó a los locales Zubizarreta e Iñaki, y a los visitantes Mazzoni y Mora. Doble amarilla a Neru (m.65).

Incidencias:

` Unos seis mil espectadores en El Plantío.

EFE, Burgos

En líneas generales, el choque fue muy igualado en cuanto a juego y los dos equipos tuvieron momentos de dominio, aunque las posibilidades de marcar casi siempre cayeron del lado local en jugadas de estrategia o contraataques.

La primera parte, escasa de oportunidades, tuvo una bonita batalla en el centro del campo, con un Racing que empezó mandando sobre el césped de El Plantío y pronto inquietó con una llegada de Ismael y un disparo de Regueiro, mientras que el Burgos se encomendaba al contraataque.

En el minuto 14, el árbitro del encuentro, Arcas Piqueres, anuló un gol por fuera de juego de Tcherychev. La respuesta visitante llegó poco después con un disparo de Txiki que detuvo Tito.

En el segundo tiempo, los cántabros salieron con ganas de buscar de nuevo el partido, pero la primera oportunidad fue para el Burgos en un contragolpe que resolvió Gálvez a la media vuelta y que se encontró con la fenomenal parada de Lemmens (m.48).

En el minuto 65, Neru vio la segunda tarjeta amarilla por una entrada sobre Iñaki y, en el saque de esa falta, Ángel Merino cabeceó solo para que Lemmens se luciera de nuevo.

El Racing se replegó muy bien y buscó el contragolpe, aunque sin remate final.