Jornada Deportiva

"Las decisiones que no se entiendan ahora, al final pueden ser satisfactorias"

Después de la complicada semana que se inició con la contundente derrota ante el Barcelona, Javier Pérez habló para los medios de comunicación en un sala de Prensa del "Heliodoro" casi abarrotada. El presidente hizo un amplio repaso a todo lo que acontece alrededor del club.

JORNADA, S/C de Tenerife
9/feb/02 14:01 PM
Edición impresa
JORNADA, S/C de Tenerife

El presidente habló en el mediodía de ayer casi una hora ante numerosos medios de comunicación. Su mensaje fue otra vez claro: no piensa marcharse, insiste en que no cuestiona a Mel y confía en la capacidad de sus jugadores.

Sobre los gritos que el pasado sábado pidieron su marcha en el "Rodríguez López" en el choque ante el Barcelona, el presidente dio su versión particular: "Si yo no conociese a Pérez, probablemente, a la vista de lo que ocurrió aquella noche, me hubiese sumado y me hubiese manifestado en tal sentido. Llevo casi 16 años gestionando fútbol y sé cuál es la forma de expresión de la gente en un campo cuando su equipo no funciona, cuando no acompañan los resultados".

"No sé cuantificar esas manifestaciones, ni creo que sea lo más importante. Lo que sí pienso es que no escondo mi responsabilidad a lo que ocurre en el Estadio, como siempre. Yo soy el primer culpable, y ese grado de culpabilidad también lo traslado cinco o seis meses atrás, cuando el equipo ascendió. Si estoy para una cosa, tengo que estar para las demás. Y repito, si no conociese al presidente del Tenerife, yo también me hubiese sumado a tal manifestación".

También habló del descontento que generó en algunos jugadores la actitud mostrada por el público en el partido ante el Barcelona. Dio una explicación a los hechos, y terminó solicitando unión y respeto a los jugadores ante los aficionados: "Quizás todo sea producto de la tensión que vive el equipo y la ausencia de la tranquilidad suficiente que tiene un deportista cuando las cosas no le salen bien. Tengo intención de hablar con mis futbolistas para decirles que si es necesario que exista una fusión entre equipo y aficionados, hay cosas que debemos tener claro y no son muchas. Mantener el respeto a todos los seguidores y tener el compromiso que desde el césped la única respuesta debe ser jugando al fútbol".

Los jugadores

De la misma manera, el presidente señaló que está convencido de que sus jugadores están rindiendo al límite de sus posibilidades para dejar al club en la Primera División: "Estoy convencido de que hay un grupo importante. Hay muchos hechos que me han demostrado que los jugadores están defendiendo hasta con sangre los intereses de este equipo. En los momentos difíciles es cuando más necesita este equipo la tranquilidad".

El máximo mandatario anunció que esos esfuerzos por mantener la categoría alcanzada el pasado 17 de junio también van a ser máximos desde el grupo de directivos, con su propia figura a la cabeza: "Voy a luchar hasta el final para que este club se mantenga en Primera y que quizás ahora tenemos decisiones que no logren convencer y que probablemente al final sí nos traigan satisfacciones alegres".

"Ahora mismo estamos recibiendo el apoyo de los mismos aficionados que en otras temporadas --añadió--, lo que pasa es que el Estadio, al ser más grande, de la sensación de vacío. Pero es el mismo número de aficionados, y eso se puede demostrar estadísticamente. En este sentido se puede decir aún más, para llenar los campos hacen falta grandes jugadores. Incluso cuando los buenos futbolistas llegan con el equipo contrario el Estadio se llena. Si tuviésemos a jugadores como Redondo, entonces estaríamos más crecidos en lo referente a los espectadores".