Jornada Deportiva

Carlos Sainz ocupa la quinta plaza tras la primera etapa del Rally de Córcega

El piloto francés Gilles Panizzi, a los mandos de un Peugeot 206 WRC, ocupa la primera posición de la tercera prueba del Campeonato del Mundo una vez finalizada la primera jornada de la competición mundialista. El segundo puesto es para su compañero de equipo Marcus Gronholm, a tres segundos.
9/mar/02 14:09 PM
Edición impresa

COLPISA/EFE, Ajaccio

Los tres hombres de la marca Peugeot, el francés Gilles Panizzi, el finlandés Marcus Gronholm y el inglés Richard Burns, ocupan las tres primeras posiciones en el Rally de Córcega, tercera prueba del Campeonato Mundial de la especialidad, una vez disputada la primera etapa, tras la cual el español Carlos Sainz (Ford Focus RS WRC) es quinto en la general provisional.

Panizzi, ganador de cuatro de los cinco tramos disputados, manda en la isla francesa con tres segundos de ventaja sobre el líder del Mundial, Marcus Gronholm, y 25.1 sobre el actual campeón del mundo, Richard Burns. El finlandés Tommi Makinen (Subaru), cuatro veces campeón mundial, es cuarto a 39.3 de Panizzi y Carlos Sainz es quinto a poco menos de 50 segundos del primero.

Los Peugeot 206, encabezados por Panizzi -segundo en esta carrera hace un año por detrás del español Jesús Puras-, han demostrado su total superioridad sobre asfalto "puro" y en la primera cita sobre esta superficie están mostrando su total adaptación.

Carlos Sainz, tercero en el Mundial 2002 tras acabar en idéntica posición en las dos primeras carreras, ya avisó antes del comienzo de la prueba francesa que su Ford Focus WRC aún no estaba en condiciones de luchar por la cabeza, pero el piloto madrileño ha completado una buena primera jornada en la que ha conseguido acabar a sólo 49 segundos y cuatro décimas del primer clasificado.

El madrileño empezó la carrera desde la sexta plaza, y ahí se mantuvo hasta la cuarta especial, en la que un "toque" de Solberg le permitió ganar una plaza. Sainz tuvo un susto en el tercer tramo, en el que dañó la rueda delantera izquierda, aunque al final salvó la situación y pudo acabar sin problemas.

La primera etapa del rally francés sólo se ha cobrado una "víctima" entre los equipos oficiales. El polaco Tomasz Kuschar tuvo que abandonar por avería en el embrague y en los frenos de su Hyundai Accent WRC durante la primera especial.

Hoy se disputará la segunda etapa, de 154,83 kilómetros contrarreloj y un total de siete tramos cronometrados. En la misma, el piloto español intentará estar más cerca del grupo de cabeza, por si ocurre algún abandono y le permita subir posiciones en la clasificación.

Lo que está claro es que los Peugeot son los dominadores de esta prueba, aunque todavía queda mucha carrera por delante y puede ocurrir cualquier cosa, como ya ha sucedido en las dos primeras citas del Campeonato del Mundo de Rallys, donde ilustres se vieron obligados a abandonar.