Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
Al menos 11 heridos tras descarrilar un tranvía en Lisboa leer

El Drac Inca anunció ayer la baja del cubano Lázaro Borrell debido a una lesión de rodilla


11/mar/02 14:09 PM
Edición impresa

EFE, Mallorca

El cubano Lázaro Borrell causó ayer baja federativa en el Drac Inca, de la Liga Española de Baloncesto (LEB), quince días después de su contratación debido a que sufrió una recaída de una antigua lesión en la rodilla, según confirmaron esta tarde fuentes de la entidad mallorquina.

Borrell había debutado ante el Melilla en el Palacio de los Deportes de Inca dos días después de haber sustituido al estadounidense Kelvin Stuckey tras superar un primer examen médico que se le practicó.

Sin embargo, en la pasada jornada en Córdoba, ante el Cajasur, ya no pudo jugar debido a las molestias en una rodilla, y ayer, la directiva del Drac Inca anunció la baja definitiva de Borrell, que será sustituido por otro jugador extranjero "en las próximas horas", dijo el presidente del quinteto balear, Sebastián Penya. Borrell era el tercer baloncestista extranjero contratado por el Drac Inca esta temporada, después de Larry Richardson y Kelvin Stuckey.

El primero no satisfizo al técnico del conjunto balear, José Luis Oliete y el segundo tuvo que abandonar la ciudad de Inca tras protagonizar un penoso accidente de tráfico en la que arrolló con su coche a un joven de la localidad que, finalmente, murió.

Penya anunció en la tarde de ayer que en las próximas horas se incorporará al equipo un nuevo jugador extranjero con el objetivo de que colabore en los esfuerzos que está realizando la entidad para eludir la liguilla de descenso y optar -todavía puede lograrlo-, a la fase de clasificación para la ACB.

El equipo balear, uno de los habituales en esta competición, no ha encontrado aún su sitio en la competición y los diferentes problemas con sus jugadores extranjeros lo ha llevado a situarse en la zona media-baja de la clasificación.

Será, por tanto, esta la última oportunidad que se le presenta para poder encontrar el refuerzo idóneo que necesita el grupo para seguir luchando por estar entre los ocho primeros.