Jornada Deportiva

La razón del cambio


11/mar/02 14:10 PM
Edición impresa

ESTO ES LO QUE SE BUSCABA CON el cambio. O sea, un pequeño milagro, porque salvar al Tenerife, tal como lo encontró Clemente, es una tarea al alcance de muy pocos entrenadores en el mundo.

El partido de ayer es un ejemplo de profesionalidad. No encuentro mejor virtud ni más exacta definición. El Tenerife fue ayer muy profesional, desde el análisis previo y el estudio que hizo su técnico de cada detalle del partido, de las exigencias que planteaba este envite. Clemente lo trató minuciosamente, construyó una táctica y formó una alineación específicamente ideada para contrarrestar a la Real Sociedad y se mereció la suerte que tuvo, por ejemplo en la maravillosa ejecución del primer gol.

Este triunfo saca al Tenerife del vagón en el que se iba quedando poco a poco, pero sobre todo este partido le demuestra al equipo y al plantel en general que hay un conjunto competitivo que puede dejar a tres rivales por debajo en la tabla. Será así, a base de hacer de cada partido una gran batalla, como ayer, bien estudiada, trabajada a fondo antes y durante el desarrollo de cada encuentro y añadiendo a una actitud irreprochable.

No es fácil ganar en Anoeta ante un rival tan directo y con un estilo tan agresivo y el Tenerife lo consiguió porque ahora es un equipo serio. Para esto cambió de entrenador. Lo hizo con el tiempo justo.