Jornada Deportiva

Mañana se disputarán las dos primeras semifinales de la Copa

Vitoria será sede de una nueva edición del torneo del KO, competición marcada este año por la máxima igualdad entre los ocho participantes y con enfrentamientos de lujo desde el primer día. El Tau Cerámica, como organizador, será, sin duda, uno de los grandes protagonistas.
13/mar/02 14:10 PM
Edición impresa

EFE, Vitoria

El desbordante éxito alcanzado por Vitoria en su primera experiencia como sede de la Copa del Rey, hace ahora dos años, ha recompensado a la capital alavesa con una nueva edición copera que también saldará la cuenta pendiente de la "Final Four" arrebatada al Buesa Arena en la convulsa temporada intermedia del divorcio entre la FIBA y la Euroliga.

La excelente nómina de equipos que a partir de mañana van a pelear por el título sobre la pista del Tau, así como su brillante temporada en Europa, mezclan los ingredientes necesarios para que Vitoria pueda vivir esta Copa como una pequeña final continental a escala.

De hecho, entre los ocho clasificados todavía hay tres con opciones en la Euroliga -Madrid, Tau y Barcelona-, uno presente en los cuartos de final de la Copa Saporta -Pamesa- y otros dos -Unicaja y Estudiantes- que acaban de abandonar la competición internacional.

Y no sólo eso, porque la participación española en las eurocopas también incluye resultados de relumbrón que hablan por si mismos. Sin ir más lejos, Tau, Barcelona y Real Madrid conservan sus posibilidades de plantarse en la "Final Four", la del próximo abril en Bolonia, después de poner su sello de calidad en Tel-Aviv, Pesaro y Estambul con tres brillantes victorias ante Maccabi, Scavolini y Pilsen en la última jornada.

El complemento lo ponen el Pamesa, aspirante de primer nivel a la Copa Saporta; el Unicaja, que acaba de salir de la Euroliga pero aún ostenta la corona de la Korac; y, por supuesto, el Tau, vigente subcampeón del torneo organizado por la Unión de Ligas Europeas.

El cóctel, por tanto, podría servirse perfectamente bajo las siglas de cualquier fase final en Europa, cuyas competiciones de clubes rara vez consiguen tan alto grado de espectáculo, asistencia y organización como la Copa, cuya fuerza lanzó hace un año a Pau Gasol y siempre dispone de una elevada concentración de internacionales procedentes de las mejores selecciones repartidos por las plantillas de los aspirantes.

Elegir un favorito sigue siendo misión imposible. Los precedentes ligueros tampoco ayudan a clarificar el horizonte. Los cruces de cuartos se han reproducido cinco veces a lo largo de las 24 jornadas de Liga disputadas hasta ahora y siempre marcados por la igualdad.