Jornada Deportiva

"Si se intenta politizar la lucha, usaremos las mismas armas"

Antonio Mayor, presidente de la Insular de Gran Canaria, y sus homólogos de Lanzarote y Fuerteventura se reunieron con el director general de Deportes. "En su momento hubo posibilidad de buscar una solución para los siete clubes de Primera, pero ese tiempo ya pasó", manifestó tras la recepción.
13/mar/02 14:10 PM
Edición impresa

JORNADA, S/C de Tenerife

José Manuel Betancort, director general de Deportes, escuchó ayer a los presidentes de la federaciones insulares de las Islas orientales y el vicepresidente de la Federación de Lucha Canaria. Éstos informaron de los acuerdos adoptados en la última asamblea general y del plan de actuaciones para la temporada 2002/2003, que afecta a siete equipos de Primera Categoría del Archipiélago que carecen de competiciones insulares propias.

Asistieron Antonio Mayor, Eduardo Marrero y Andrés Barreto, presidentes de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, respectivamente, y, además, José González "Pepín", que excusó la ausencia de Eduardo Hernández, máximo mandatario de la Regional, por problemas laborales.

Para Antonio Mayor el contacto fue positivo. "Se le expuso -dijo- al director general de Deportes nuestra visión de la lucha, no sólo referida a la situación actual sino al futuro, con las modificaciones que creemos que se deben introducir en este deporte. Que pasan por la organización de unas jornadas donde se reflexione sobre las estructuras y el porvenir de esta modalidad". Por otro lado, el grupo advirtió de que si se comienza a politizar el problema que afecta a los equipos de Primera ellos también, en el ámbito de las federaciones, adoptarán la misma postura y utilizarán los apoyos políticos que consideren necesarios y oportunos. "Me refiero a los clubes que están pidiendo reuniones con alcaldes", aclaró, dejando bien sentado que esa fue la exposición que le hicieron al director general. "Si se intenta politizar la lucha nosotros también estamos dispuestos a utilizar las mismas armas. Primero, porque no lo aceptamos y, en segundo lugar, si el veto que se va a utilizar es ese, haremos las mismas presiones en nuestras Islas, no sólo en el ámbito de los ayuntamientos sino a través de los todos los representantes de los distintos grupos político.

Como solución al conflicto de intereses creado y a la demanda de competición que defienden los equipos, Antonio Mayor propone acatar lo aprobado en la asamblea y el reglamento de la Federación de Lucha Canaria. "En su momento hubo la posibilidad de buscar algún tipo de solución, pero se momento se perdió y ya está pasado", puso de manifiesto.

Está claro que las revelaciones del presidente de la Federación Insular de Gran Canaria arrojan poco luz a los intereses de los clubes de Primera Categoría de Tenerife, al Productos de El Hierro, al Unión Jandía, al Unión Sur Yaiza y al Unión Antigua.

Hoy está prevista otra reunión. De nuevo, José Manuel Betancort debe agudizar el oído y extremar la atención para entender una versión diferente de la que escuchó ayer. Los interlocutores de hoy son los alcaldes de los municipios de los equipos afectados. Representan a la antítesis de la posición que mantiene la Federación de Lucha Canaria y las insulares de Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote y La Palma. Tenerife y El Hierro representan la otra posición. La reconciliación no está en el guión.