Jornada Deportiva

*SHOW MUST GO ON

Los domingos dan el toque exótico. La Armada Sur, una peña de mayoría inglesa que también desea la salvación.
13/mar/02 14:10 PM
Edición impresa

ERICK CANINO, S/C de Tfe.

Una tarde de fútbol en Santa Cruz. A las 15:30, una hora y media antes de que se inicie una nueva jornada en el Heliodoro. Hace calor, pero los aficionados que ocupan el bar de la pequeña plaza situada en la calle San Sebastián (donde el mural de César Manrique reclama la atención de la vista), van equipados con su gorro, bufanda y camisetas. Todos con los colores del Tenerife.

La plaza va cobrando mayor vida según se aproxima el inicio del choque. Con un color especial, porque allí sólo se distinguen idiomas extranjeros. Los rostros también les delatan: o muy pálidos o muy colorados. Y todos con ribetes blanco y azules.

Sobrepasadas las cuatro de la tarde, la plaza es asaltada en cuestión de segundos por un número de aficionados próximo a la centena que responden a las mismas señas. Ansiosos de fútbol, ataviados con todo tipo de prendas referentes al representativo y con un cariño a un escudo que no es fácil de explicar. Porque casi resulta cómico oírles pronunciar la palabra Tenerife. Lo hacen con esfuerzo, como si fuera un ejercicio verbal que han tenido que repetir cientos de veces. Y ni siquiera así.

Todos son componentes de La Armada Sur, un grupo de aficionados extranjeros que desde hace diez años funcionan como peña del Tenerife. En poco tiempo se han multiplicado. Ya superan los 200 socios, cuando empezaron con una cifra inferior a 20. La mayoría son de nacionalidad inglesa, aunque también hay algún alemán, holandés ... Tienen sus equipos, Liverpool, Arsenal, "pero por encima siempre está el Tenerife".

Con cada domingo de fútbol en el Estadio se reúnen en un local céntrico de Las Américas para partir en guagua hasta Santa Cruz. Y hacen las maletas, siempre que pueden, para seguir 'a los suyos' por la península.

Ahora, cuando ven peligrar otra vez todo el espectáculo de la Primera División, gritan más que nunca. Este domingo se les escuchará otra vez en el Heliodoro Rodríguez López.