Jornada Deportiva
ARSENIO IGLESIAS EX ENTRENADOR DEL DEPORTIVO

Si él lo dice ...

El Deportivo de La Coruña alcanzó sus mayores cotas cuando Arsenio Iglesias lo entrenaba. Y entonces surgió lo de "súper". Él abrió el camino del éxito.
22/mar/02 14:13 PM
Edición impresa

ERICK CANINO, S/C de Tfe.

Él organizó desde el banquillo todos los mimbres que Lendorio le concedió desde su acomodo presidencial. Y lo hizo de aquella manera tan propia que le convirtió en uno de los personajes más singulares del fútbol nacional.

Arsenio Iglesias. Así, con los hombros encogidos, esa imagen más suya que de nadie con la que puede quedar proyectado a la eternidad. Incluso por el tono de voz del hilo telefónico se le adivina esa expresión con la que intenta excusarse ante la incomodidad de las preguntas: "pero hombre, yo que voy a decir".

Pero Arsenio habla. Porque no renuncia a la invitación de una breve entrevista y porque hablando de fútbol las frases le salen solas. Conoce al Deportivo actual, el de Jabo Irureta, y cada vez que puede se acerca hasta el estadio de Riazor para presenciar los partidos en directo de su ex equipo.

Ayer, desde su propia casa, habló para esta redacción por un espacio superior a los 15 minutos. Un poco de todo. De su añoranza futbolística que no lo es tanto, de las debilidades del Deportivo que tampoco son tan grandes y de la suerte que le puede esperar al Tenerife en las ochos jornadas de urgencias que aún le restan por cumplir. Al final, el gallego sabe --nadie lo pone en duda--, por mucho que él quiera esconderse en su sencillez.

Ayer, sobre las cinco de la tarde, su primera reacción fue preguntar por un conocido suyo: "¿Y cómo está mi amigo Clemente? Dadle recuerdos si podéis".

Con él en el banquillo, el Deportivo se labró el prefijo más grande que se haya otorgado en el fútbol español: "Súper". Arsenio Iglesias: el padre de la criatura.

Las frases

ARSENIO IGLESIAS EX ENTRENADOR DEL DEPORTIVO