Jornada Deportiva

El Barcelona llega muy tocado a su partido más importante del año

Las lesiones de Rivaldo y Puyol trastocan los planes del equipo culé en las horas previas a la gran semifinal europea contra su eterno rival. Lo único bueno es que Kluivert, Cocú y Coco están disponibles para jugar mañana.
22/abr/02 14:22 PM
Edición impresa

S. OLEGO , Barcelona

El Barça anda muy tocado. Balaídos dejó un saldo muy negativo para los azulgrana. A la derrota, que le aparta de la cuarta plaza liguera, se le suman los percances físicos que sufrieron Puyol y Rivaldo. Ambos, fundamentales para los planteamientos de Rexach, han sido ya descartados y se pierden el enfrentamiento ante el Real Madrid.

El brasileño, que se ha perdido gran parte de la temporada debido a sus lesiones, arrastra problemas en el ligamento de la rodilla derecha que le dejan muy mermado físicamente. Pese a marcar el único tanto azulgrana ante el Celta, Rivaldo acabó el choque con una ostensible cojera que le impedirá enfrentarse a los blancos.

El caso de Puyol también es igual de problemático. El canterano sufrió una elongación muscular en el aductor de la pierna izquierda y su concurso es una quimera. La situación del catalán es el gran problema de Rexach. El técnico azulgrana es muy consciente de la importancia de Puyol para aportar la dosis de energía necesaria para derrotar al Madrid en el Camp Nou. Rexach sabe que en una eliminatoria tan caliente el concurso de jugadores como Luis Enrique y Puyol es fundamental y decisivo para sumar opciones de llegar a la cita de Glasgow.

Pese la delicada situación de Puyol y de Rivaldo, bajas seguras, Rexach podrá contar con tres hombres que no pudieron viajar a Vigo. Kluivert, Cocú y Coco ya están recuperados de sus respectivas dolencias físicas y estarán en la lista de convocados.

Toda esta problemática de lesionados no influirá en la preparación de un partido que tiene todos los alicientes necesarios para no vivir pendiente de los jugadores que podrán disputar el encuentro. Rexach conoce perfectamente las limitaciones de su grupo y la probable baja de Rivaldo no influirá en el planteamiento del técnico catalán. El Barça debe apuntalar el centro del campo para hacer frente al Madrid como ya quedó demostrado en la Liga. Rexach ya tenía serias dudas sobre la conveniencia de alinear al tridente ofensivo y la lesión del brasileño, negado durante toda la temporada debido a sus molestias físicas, apoyará su tesis más defensiva. El pase a la final de Glasgow es la única alternativa para ganar un título que les queda este año.