Jornada Deportiva


22/abr/02 14:22 PM
Edición impresa

Pitará el sueco Anders Frisk

El árbitro sueco Anders Frisk, designado ayer para dirigir el martes el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones entre Barcelona y Real Madrid, es un viejo conocido de ambos clubes, ya que ha coincidido cinco veces con el conjunto azulgrana y cuatro con el madridista. Frisk, que dirigió la final de la Eurocopa de 2000 entre Francia e Italia en Rotterdam, visitará por tercera vez el estadio del Nou Camp, donde ya arbitró al Barcelona, equipo que nunca ha perdido en los enfrentamientos en los que ha coincidido con el sueco -ha ganado tres y ha empatado dos-. La última vez que le pitó fue en la presente edición de la "Champions", cuando ganó al Fenerbahce por 0-3.

El pronóstico de Luis Suárez

Luis Suárez, el único jugador nacido en España que ha conquistado el Balón de Oro del fútbol europeo y uno de los artífices del triunfo del Barcelona ante el Real Madrid en la eliminatoria de la Copa de Europa 1960-61, ha indicado que "no hay favorito" en el enfrentamiento de semifinales de Liga de Campeones. "En este tipo de enfrentamientos no hay un favorito. Podría, incluso, estar aún peor clasificado el Barcelona; podría estar jugando muy mal, y el Real Madrid muy bien, pero sería igual. Cuando se llega a estos partidos todo eso queda olvidado, borrado, pues lo anterior nada tiene que ver", dijo Luis Suárez, quien añadió que la lógica no suele cumplirse en estos choques.

Makelele la ve "al 50 por ciento"

Makelele no quiso dar un favorito para la eliminatoria de semifinales de Liga de Campeones que enfrentará a su equipo contra el Barcelona, y añadió que el conjunto catalán "siempre juega diferente cuando se enfrenta al Real Madrid. La Liga de Campeones es una competición completamente diferente a la Liga, y en Europa el Barcelona está jugando muy bien. Va a ser un partido muy difícil el que vamos a jugar en el Nou Camp y, además, el Barcelona siempre juega diferente cuando se enfrenta al Real Madrid", declaró Makelele, que añadió: "Creo que la eliminatoria está al cincuenta por ciento, porque el hecho de que juguemos el segundo en casa no es tan importante".