Jornada Deportiva

BREVES


22/may/02 14:31 PM
Edición impresa

El Manresa no supo perder

Partido intenso el celebrado el lunes, con un Tenerife forzado y obligado a ganar para seguir "vivo" y un Manresa con ganas de ganar. Al final del partido, algunos de sus dirigentes no encajaron bien la derrota y se dedicaron a desprestigiar a los jugadores tinerfeños. "Hasta Javi Franco metió las personales y mira que es malo", señalaba un miembro de la expedición del Manresa cuando bajaban del palco de autoridades. Hay que recordarle que Franco está haciendo muy bien su trabajo y es uno de los destacados.

De regreso a la Liga ACB

El Lucentum consiguió este lunes retornar a la ACB, tras superar al Ourense por tres a cero, 718 días después de lograr el primer ascenso de su historia a la máxima categoría del baloncesto nacional, tras superar en aquella ocasión al Lleida. El conjunto alicantino ha tardado sólo una temporada en meterse, de nuevo, entre los grandes del baloncesto nacional, gracias sobre todo a la gran fuerza mental que ha mostrado el equipo lucentino a pesar de todas las dificultades, en forma de lesiones y problemas económicos.

La afición no puede fallar hoy

Gran parte de culpa de que el Tenerife se encuentre en el cuarto partido de las semifinales de la LEB es, sin duda, los aficionados, que en estos últimos encuentros se han dado cita en el Pabellón Insular Santiago Martín. Los espectadores han estado volcados con el equipo y no han permitido que el rival se meta de lleno en el partido. El lunes, contra el Manresa, el plantel no tuvo un cuarto malo y es que los cerca de cuatro mil asistentes impusieron en las gradas el ritmo que necesitaba el equipo en la cancha. Hoy debe repetirse.

Podría haber sido el del ascenso

El choque de hoy, entre el Tenerife y Manresa, podría haber sido el encuentro del ascenso del equipo de Pedro Martínez si no fuera porque un árbitro, Terreros San Miguel, señaló una inexistente falta en ataque de Larry Lewis cuando restaban dos segundos para el final y con ventaja de un punto para el Manresa. Terreros se encargó de echar por la borda el trabajo de toda una temporada por un error inexplicable, aunque aún los tinerfeños tienen en su mano solucionar el error ajeno. Hoy pueden empatar la eliminatoria.