Jornada Deportiva


19/jun/02 14:40 PM
Edición impresa

El balance nos es favorable

La selección española se enfrentará el sábado por tercera vez en la historia a la de Corea del Sur. Las dos anteriores fueron también en la fase final de un Mundial. En el de Italia 1990 el equipo que entonces dirigía Luis Suárez ganó (3-1) con comodidad al equipo surcoreano. En Estados Unidos 1994 el pésimo juego de la selección de Javier Clemente no permitió pasar del empate (2-2). De la alineación de aquel encuentro "sobreviven" Nadal, Hierro y Luis Enrique. Por parte surcoreana los "supervivientes" son Sun Hong Hwang y Myung Bo Hong, que, como Hierro, también estuvieron en el mundial italiano.

Contentos con el nuevo rival

Los jugadores del equipo es-pañol vieron ayer juntos el choque de octavos que dio paso a Corea a cuartos y se mostraron "francamente contentos" por el resultado. Según confirmó a "DPA" un miembro de la expedición española que compartió el partido con los jugadores, las impresiones fueron ampliamente positivas tanto por el resultado como por el fútbol del equipo coreano, que se considera asequible. En la Casa de España, periodistas, familiares de jugadores y directivos saludaron con una salva de aplausos el "gol de oro".

Coco ve a España finalista

Minutos después de la derrota de Italia ante Corea, el lateral zurdo de los transalpinos Francesco Coco atendió a los medios de comunicación y declaró que espera que la final del Mundial la jueguen "España y Brasil y que sea un partido espectacular". "Tras la eliminación de Italia, ahora espero que España llegue hasta la final y la gane. Pero debe tener cuidado ante Corea, pues es un conjunto peligroso; tiene la gente con ellos y pueden crearles problemas", dijo el ex jugador del FC Barcelona, quien culpó al árbitro del encuentro ante los anfitriones de la eliminación de su selección en octavos de final.

Quiere volar como su papá

La expedición española concentrada en Ulsan cuenta con un joven integrante. El niño de la foto es el hijo de Emilio Butragueño, ex internacional español y actual adjunto a la dirección general del Real Madrid. El "Buitre" y su retoño están siguiendo en vivo el Mundial, y no es extraño que se acerquen a presenciar los entrenamientos del combinado nacional. Desconocemos si el hijo de Butragueño, de seis años de edad, tendrá en el futuro la intención de hacerse profesional del balompié, pero de momento ayuda a recoger balones a los utilleros de la selección durante las sesiones de trabajo.

Raúl lucha contra el tiempo

Raúl González, que sufrió un estiramiento en el abductor derecho durante el partido ante la República de Irlanda, lucha contra el tiempo para estar a punto el sábado, pero es difícil que consiga ganar esa "batalla". Genaro Borrás, médico de la selección española, dijo ayer que el delantero no está descartado para el encuentro ante Corea, pero tampoco puede afirmar que vaya a jugar. "A veces, ves a un jugador y aseguras que le descartas para el siguiente partido. Ves a Raúl y dices: no te descarto, pelea hasta el final", destacó Borrás, quetambién resaltó que las lesiones musculares, "es difícil que se curen del todo en sólo seis días".