Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Miguel Concepción: Esperaba más del equipo en el derbi leer

En esta Liga NO hay grandes

¿Cómo están los demás? Se habla tanto de formar un plantel competitivo, de regresar a Primera División, que se pierde la perspectiva de la categoría y del estado de los teóricos adversarios.
19/jun/02 14:40 PM
Edición impresa

LUIS BRETÓN, S/C de Tenerife

¿Qué sucedería en la Isla si el Tenerife no tuviera todavía un entrenador? Probablemente, la afición andaría anímicamente destrozada, pensando en una estancia prolongada en Segunda División. Pero, afortunadamente, no es así. Aquí hay técnico, director deportivo, un par de fichajes y esperanzas, las mismas de siempre.

En otros sitios, unos lejanos y otros no tanto, la Segunda División "mata" a los clubes. En Gran Canaria y en Oviedo, por ejemplo, luchan por sobrevivir. Buscan el "alimento" para subsistir. Luego, cuando lo consigan, si es que lo hacen, tendrán tiempo de confeccionar un "menú" de posibilidades.

Esas dos entidades apuran los días antes de analizar en juntas extraordinarias sus penosas situaciones económicas. No tienen ni entrenador, ni fichajes. En realidad, salvo un grupo de jugadores del año pasado y dos buenas aficiones, no tienen nada.

En esta Liga de Segunda no hay grandes. Cuando el Tenerife recuperó la categoría, hace un año y un par de días, lo hizo compitiendo contra tres feroces rivales, tres grandes que juraron ascender sí o sí. Pero el Tenerife se coló por encima del Atlético y, junto a Betis y Sevilla, dos colosos para estar en Segunda, escaló con firmeza hacia la Primera División.

Eran cuatro grandes equipos, secundados por los "outsiders" de turno, aquellos Sporting, Salamanca, Albacete... Otra Liga.

Ahora, los "candidatos" parecen haber menguado. Económica y deportivamente. El mercado está parado, la deudas afloran y nadie compra. Todos son recelos. Se espera un gran movimiento para que, por efecto dominó, comience a sentirse el calor del verano futbolístico.

Salvo el Zaragoza, que tiene dinero incluso para afrontar el disparate de mantener un plantel tan millonario como el que tiene, y exceptuando también al Jerez, que al parecer mantiene sus arcas repletas, el resto de teóricos candidatos al ascenso apenas ha abierto la boca. Nadie habla de ascenso. Todos lo hacen de permanencia. Si acaso, el Tenerife expresa un discurso más optimista. Tal vez por experiencia y por esa "ventaja" que parece cierta, al menos si se le compara con los otros.

A día de hoy, no hay club de Segunda que haya fichado a más de dos futbolistas que ofrezcan garantías. Este año no hay grandes. Los "medianos" que sepan reforzarse con inteligencia habrán recorrido una parte del camino. Que nadie se engañe: no será la gran Segunda del gran ascenso. No hay dinero, no hay espectáculo.

MÁS "CANDIDATOS"

El Jerez insiste; el Córdoba pierde

El Jerez, apoyado económicamente por empresarios, insiste en su apuesta por el ascenso. Tras la renovación de Schuster, maneja una lista de posibles refuerzos. Ya ha concretado dos: Deus (Nastic) y Pendín (Burgos). Espera 5 ó 6 incorporaciones y maneja dinero para conseguirlos. Ya no será una revelación.

El Córdoba sufre los efectos de la continuidad en Segunda y, a pesar de haber apostado por un técnico "ascensor", Ortuondo, ha visto reducido su presupuesto a casi la mitad del anterior (se sitúa ahora en unos 5 millones de euros). Gallego y José Mari se fueron al "Recre" y su único fichaje es un jugador de regionales: Feito(Utrera).