Jornada Deportiva

Expedición CANARIAS

Los tinerfeños Pedro Manuel Millán del Rosario, Porfirio José Rodríguez y Pedro Valladares, el grancanario Pepe Cárdenes y el asturiano Jesús Cubillas, a tocar el Cielo.
25/sep/02 21:41 PM
Edición impresa

AGUSTÍN ARIAS, S/C de Tfe.

Gasherbrum II, la "montaña de la luz", situada en la cordillera del Karakorum, tiene una altitud de 8.035 metros. Es la decimotercera montaña más alta del planeta.

Coronar su cima es todo un reto. El que en el verano de 2003 afrontará un grupo de apasionados de este deporte en Canarias.

Se denominará "Expedición Canarias 8.000", en referencia a los metros que deberán subir para dominar el sensacional mundo de la montaña.

Cinco son los deportistas, cuatro nacidos en Canarias y el asturiano Jesús Cubillas -alpinista y cámara de la expedición-, que el día 21 de junio de 2003 se subirán al avión que desde Madrid les llevará a Islamabad.

El jefe de expedición será Pedro Manuel Millán del Rosario, natural de Güímar y geógrafo de profesión y codirector del Aula de Turismo Cultural de la Universidad de La Laguna; Porfirio José Rodríguez Hernández, nacido en la capital tinerfeña, especialista en informática del CCTI de la Universidad de La Laguna; Pedro Valladares Bethencourt, chicharrero también, geógrafo y técnico ambiental, completándose la expedición con el grancanario José Cárdenes, técnico de administración de Empresas.

Este "quinteto mágico", que no busca otro objetivo que el de desarrollar una actividad que les une y vivir con pasión cada metro de escalada, cada minuto de permanencia en la montaña, tiene una amplia experiencia.

El currículums que aportan pone los pelos de punto a quienes vivimos esas sensaciones desde la distancia o cómodamente sentados delante del televisor.

Hablamos del Naranjo de Bulnes, Mont Blanc, Eiger, Aconcagua, Huascarán, Alpamayo, Kilimanjaro, Monte Kenia, Elbrus, Amadablam, en el caso de Jesús Cubillas.

De los Alpes, los Andes, Kilimanjaro y el Himalaya, cimas emblemáticas coronadas por Millán del Rosario. Sin obviar los Pirineos, Alpes, Atlas y todo lo que es montaña en las Islas Canarias por parte del resto de expedicionarios.

"Como objetivo principal nos hemos propuesto ascender el G-II. La ruta escogida es la vía original del año 56, comenzando por la arista SO para acabar llegando a la cima por la afilada arista E", indicó a Jornada Pedro Millán, el máximo responsable de esta aventura.

"La expedición al G-II es un proyecto arriesgado y ambicioso a una de las montañas más altas de la tierra, pero nuestra experiencia, preparación e ilusión nos permite pensar que alcanzaremos la cima, contribuyendo a la consolidación del montañismo y el alpinismo de alto nivel en Canarias", añadió.

"Expedición Canarias 8.000" nace en la propia Aula de Turismo y Cultura de la Universidad de La Laguna. Estos deportistas, que en los últimos cuatro años han protagonizado exposiciones fotográficas, conferencias, cursos sobre alpinismo, no consideran que estemos ante una locura.

"En absoluto. La gente ha ido evolucionando y aportan la experiencia adquirida a lo largo de los últimos 15 años. Una montaña de 8.000 metros no se afronta de la noche a la mañana; exige una preparación intensa que nosotros tenemos. Formamos un grupo cuyos integrantes se conocen muy bien, pues es realmente importante la convivencia en la alta montaña. No es que vayamos a pasar dos meses en una villa olímpica, vamos a subir al mítico Baltoro, situado entre dos grandes montañas. Se puede definir como un auténtico infierno que no está al alcance de mucha gente", puntualizó Pedro Millán del Rosario.

¿Y qué acontecerá del 21 de junio al 31 de agosto de 2003? La programación está perfectamente planificada, "aunque es evidente que será la naturaleza la que dicte sentencia", se apresuró a afirmar el jefe de la expedición.

"El trabajo comenzará muchos meses antes del señalado 21 de junio. Una vez se tenga bien atado algo tan importante como es el capítulo de patrocinadores -el presupuesto total asciende a casi 45 mil euros (7,4 millones de pesetas)-, se realizarán distintas actividades, tanto aquí como en la Península".

Tras el viaje Tenerife-Madrid-Islamabad, la expedición permanecerá tres días en dicha localidad. Uno en Skardu; seis en la aproximación al campo base; 18 días de aclimatación; 20 de ascensión a la cima; tres en el campo base de Skardu; dos en Islamabad y, el día 31 de agosto, de regreso a casa.

"En esta empresa de alto riesgo es imposible garantizar de antemano la cumbre, puesto que el riesgo para la integridad física de los componentes de la expedición existe y es variable en función de muchos y variados condicionantes, en especial, los relacionados con la meteorología. De hecho, en este año 2002 el tiempo no ha permitido expedición alguna", señaló a esta Redacción Pedro Millán.

patrocinadores

"No somos profesionales"

Para afrontar una expedición al Gasherbrum II, en Pakistán, se necesita imperiosamente de las ayudas extras. "No somos deportistas profesionales y resulta imposible que afrontemos de nuestros bolsillos esta expedición", indicó Pedro Millán. Pero un proyecto tan serio como el que se afronta, con el respaldo de la Universidad de La Laguna, a la fuerza contará con el patrocinio de las entidades que, en estas islas, jamás dan la espalda a las actividades que dan prestigio a Canarias. "Estamos encontrando una positiva respuesta. Así, mantenemos conversaciones con el Cabildo de Tenerife, el Gobierno de Canarias, CajaCanarias y el Grupo de Comunicaciones EL DÍA. Ya nos han contestado positivamente los ayuntamientos de Güímar y de Las Palmas de Gran Canaria; Pirámides de Güímar, además de contar con el apoyo institucional de la Federación Canaria e Insular de Montañismo, y, por supuesto, el respaldo de Aulas Culturales, Extensión Universitaria y la propia Universidad de La Laguna", señaló el jefe de la expedición. De los 44.800 euros de presupuesto llama la atención la inversión de 3.340 euros en material audiovisual; 13.280 en equipo de montaña imprescindible para escaladas a gran altitud; 6.180 euros para material de montaña convencional (mochilas, chaquetas de plumas gruesas...) y los 22 mil euros de viaje y alojamiento.