Jornada Deportiva

El representante de Charcos ve complicada su marcha del club

Rafael Anguita está convencido de que el defensa barcelonés retornará a la Isla este domingo tras las vacaciones navideñas para entrenar a las órdenes de Ewald Lienen. De hecho, su principal deseo es cumplir el contrato con el club blanquiazul y recuperar la titularidad en lo que resta de Liga.
24/dic/02 15:48 PM
Edición impresa

JORNADA, S/C de Tenerife

"Lo de David Charcos está ahora mismo paralizado, va a ser muy difícil", aclaró ayer el representante del deportista, Rafael Anguita, al ser cuestionado sobre la posibilidad de que salga del CD Tenerife aprovechando la apertura del mercado futbolístico de invierno.

El asesor recordó que hay un contrato de por medio y "no es fácil alcanzar un acuerdo satisfactorio para todas las partes". De sus palabras se extrae la conclusión de que Charcos daría el visto bueno a la rescisión anticipada de su contrato, que expira el 30 de junio de 2003, siempre que la entidad blanquiazul respete los emolumentos que debe percibir. Sin embargo, esta condición no se daría en caso de que decida irse a otro club. Por su parte, desde el Tenerife se ha llegado a apuntar, en voz del director deportivo Miguel Ángel Ruiz, que se facilitará la salida del defensor.

No obstante, Anguita quiso puntualizar que el principal deseo de Charcos es "cumplir su contrato y seguir jugando en la Isla".

Al respecto, el representante recomendó que se tenga "paciencia, ya que todo esto es malo para el club y para el propio jugador".

Puestos a apostar por un futuro mejor para el central barcelonés, Anguita puso el ejemplo del relevo en el banquillo del Espanyol, donde "de una semana a otra han empezado a participar los que no contaban antes". ¿Cambiaría el panorama para Charcos si el Ewald Lienen fuera destituido? Al parecer tampoco descarta esta opción.

De cualquier modo, si al final se acordara la marcha del jugador procedente del Atlético de Madrid "B", todo apunta a que su destino sería el Terrassa, club que ha transmitido a Anguita su interés.

Por tal motivo, el intermediario se puso en contacto con los dirigentes isleños, pero no se llegó a ningún acuerdo. Ni siquiera se habló de ampliar el contrato para cederlo luego.