Jornada Deportiva

El consejo, que hoy se reúne, propone una serie de medidas para reactivar a la entidad


2/ene/03 10:44 AM
Edición impresa

JORNADA, S/C de Tenerife

El consejo de administración del CD Tenerife, presidido por Víctor Pérez de Ascanio, celebrará esta tarde su primera reunión oficial en la sede del callejón del Combate de Santa Cruz de Tenerife. Los nuevos dirigentes tratarán durante una larga convocatoria diferentes puntos y aprobarán una serie de medidas tendentes a reactivar la vida económica, deportiva y social de la entidad. El pasado lunes, después de visitar a la plantilla en El Mundialito, los consejeros comparecieron en la sala de Prensa del Rodríguez López, donde adelantaron algunas de las medidas de inmediata aplicación.

Pérez de Ascanio, presidente; Fernando Díaz Llanos, consejero, y Quico Cabrera, vicepresidente, explicaron sus ideas. Así, Díaz Llanos indicó que "adoptaremos medidas para intentar llenar el estadio el día del Levante". Sobre la posibilidad de reforzar la plantilla matizó que "no se puede perder de vista que en estos momentos estamos suspendidos federativamente mientras no se liquiden las deudas contraídas con Pier y Jacob y por eso no vamos a poder incorporar a nadie".

Por su parte, Cabrera señaló que "hay mucho por hacer, sobre todo en la parcela de marketing. Me he quedado sorprendido porque casi saco más con los partidos del Marichal que el Tenerife en el Estadio, pero eso es bueno porque parece una señal de que hay terreno para trabajar y obtener más recursos".

Cabrera afirmó que "un proyecto como el de Tinerfia está demasiado lejos. No creo que un asunto como ese pueda resolverse de aquí a ocho años". Sobre la parcela deportiva, comentó que "Miguel Ángel Ruiz está de vacaciones y queremos escuchar sus impresiones para saber lo que debemos hacer. Si el día dos (hoy) no podemos tener su informe, esperaremos a su vuelta o se lo pediremos por fax. Antes de tomar cualquier decisión sobre el caso Marioni, habrá que reunirse con los técnicos para estudiar qué es lo mejor".

El también consejero Nicolás Pérez informó sobre la realización de una nueva auditoría para conocer mejor el estado de las cuentas de la empresa, de la enorme deuda existente en la actualidad.

El presidente Pérez Ascanio adelantó que la entidad intentará pagar lo que se debe a jugadores y técnicos durante este mes, y en un período de diez días al resto de empleados. Sobre la situación de Lienen y la especie de ultimátum dado al técnico, el máximo mandatario matizó: "Con el señor Lienen se ha aclarado todo. Tenemos confianza en él y no venimos aquí para cortarle la cabeza a nadie. Cuando hablamos con él nos dijo que se metería de lleno en nuestro proyecto y confesó que es el primero que quiere ganar en Córdoba. Se aclararon los malentendidos y creo que se ha quedado tranquilo. Trabajará muy a gusto".

Sobre la situación económica informó que se ha hecho ya un repaso general: "Pediremos un informe para los temas pendientes en los 30, 60 y 90 próximos días y se tomarán algunas decisiones rápidas y efectivas". De momento, se ha resuelto el problema de pagos existente con la agencia de viajes.

La creación de una campaña de abonos más baratos para la segunda vuelta, la reubicación de los abonados y aminorar el precio de las entradas son algunos de los puntos que el consejo tratará posiblemente esta noche. También se pondrán en práctica ideas de tipo publicitario. Sobre el proyecto "Tinerfia", el nuevo presidente mostró su rechazo: "No veo el beneficio de ese proyecto porque son terrenos privados y públicos y el Tenerife no tiene dinero ni para construir ni para promover".

La ampliación de capital será también estudiada por el consejo. Dicha medida "pasará primero por los actuales accionistas y después por los aficionados y las instituciones. Si aún así no se ha cubierto iremos a la banca y, finalmente, a los empresarios", según Pérez Ascanio, que prometió que el Tenerife "no será de cuatro, sino de 20 mil o 40 mil accionistas más que los de ahora.