Jornada Deportiva

García González, presidente de la UD Orotava: "Esto va a salir adelante"

El máximo mandatario de los "copos" reconoce que el primer equipo no está en su mejor momento, pero augura, con el esfuerzo y apoyo de todo el entorno de la Villa, que el "proyecto ilusión" se desarrollará como está previsto, sin que pase factura al conjunto de la Categoría Preferente.
2/ene/03 10:44 AM
Edición impresa

A. EXPÓSITO, La Orotava

A principio de la presente temporada, el presidente de la UD Orotava, José Antonio García González, dijo a Jornada: "La temporada se presenta con bastante ilusión, mucha moral y una gran disposición en todos los componentes del club, jugadores directivos y entrenadores. Hay un gran ambiente y se presagia una buena campaña en todos los sentidos". Al mismo tiempo comienzan a vivir la nueva época del 'Proyecto Ilusión'.

Tres meses después, la situación del primer equipo es mala. El máximo mandatario, a la pregunta de si sigue pensando igual, dijo: "por supuesto que sí. Queda media temporada y lógicamente no hay que negar que la clasificación del equipo de Preferente no es la más correcta, pero he visto jugar al equipo, salvo los dos partidos de La Palma, y a excepción de los encuentros Marino y Puerto Cruz, en los cuales no estuvo a la altura de las circunstancias, en el resto, sinceramente, las diferencias entre los rivales y nosotros han sido los goles. Este es un tema que los nuevos entrenadores tienen que corregir, que no nos metan muchos goles y nosotros tratar de conseguir uno más que el rival. Por lo demás, estoy muy orgulloso de la plantilla. Ya hemos recuperado lesionados, por lo que el no repetir alineación dos veces seguidas ha sido un gran inconveniente. Espero que esto tenga rápida solución".

Para García González, el fútbol no es más complicado de lo previsto. "Este deporte está inventado. Hay que bajarse de las nubes. Esto es categoría regional, incluso la Tercera División. Nosotros tenemos un proyecto para la entidad en el que el primer equipo forma parte de la misma, pero que no es todo el club. A pesar de los inconvenientes deportivos, el resto de las cosas programadas se están realizando en la línea pensada desde el principio. En un año no podemos hacer lo que no se hizo en 20 en La Orotava. Estamos convencidos de que esto va a salir adelante. El desarrollo de la temporada y los problemas que estamos teniendo nos hna abierto la cabeza para ejecutar acciones de otra manera a la que teníamos pensado. Lo cierto es que el proyecto del Orotava sigue ahí, a pesar de la situación del primer equipo".

Los conjuntos de la cadena marchan bien situados, menos el primero. Al respecto, el dirigente manifestó: "Desde el punto de vista de la clasificación es así. No somos inexpertos, tenemos plantilla suficiente para salir de esta situación y si hay que reforzarla lo haremos. No vamos a dejar que el equipo muera. No obstante, en el resto de equipos del club, tenemos muchísimo trabajo que hacer, quizá más en el primer equipo".

Para José Manuel García González, "de momento el proyecto de la UD Orotava no pasa porque el primer equipo quede campeón. Pasa por muchísimas cosas que tenemos que mejorar y trabajar. Encontramos un club viejo, obsoleto en la gestión, económicamente destrozado y deportivamente con un organigrama un poco arcaico. Tenemos que trabajar y adaptar el club a las necesidades que demanda la Villa de La Orotava, sin olvidarnos de que somos un club de fútbol y debemos estar en lo más alto. Repito que el proyecto no es subir al equipo en un año y que se embargue el futuro de 300 niños que tenemos detrás. Hay que tener paciencia, calma y esperanza y, lógicamente, trabajar bien".

Sobre las soluciones posibles que baraja para el primer equipo, García González fue claro. "Deportivamente se ha dado el primer paso, ya que Carlos Regalado dimitió, entendiendo que hay que buscar un revulsivo. Ya tenemos para el primer equipo el tándem formado por Sergio Quintero y Felipe González, que son ahora mismo los mejores entrenadores de la UD Orotava, pues conocne muy bien a los jugadores y saben de las carencias que hay, y si hace falta cubrirlas y se puede, por supuesto que lo haremos".

Al máximo dirigente de la entidad orotavense la situación no le preocupa en exceso. "Por supuesto que no. Cogimos las riendas del club en una situación caótica. Estamos haciendo bien las cosas, con un equipo directivo trabajador. Tenemos que matizar muchas cosas y enderezar la línea de trabajo".