Jornada Deportiva

"Nosotros no nos vamos, nos están echando"

Ahora, el presidente de la Federación de Lucha Canaria se preguntará cómo va a hacer una competición con cuatro equipos y tiene razón. Este deporte necesita una reconversión total. Si un luchador se dopa hay que decirlo y si cobra también. No se pude ofrecer al exterior la imagen de amateur.
2/ene/03 10:44 AM
Edición impresa

JORNADA, S/C de Tenerife

Francisco García "Curro" ha desempeñado diferentes cargos en la directiva del Unión Sur Yaiza durante diez años. Ahora sólo es colaborador del club conejero. "Estoy un poco retirado de lo que son cargos de responsabilidad", afirma. Pero su opinión sigue tienendo mucho peso, tanto dentro como fuera del equipo.

-Ahora mismo, ¿cuál es su función?

-La de asesor. Me encargo de preparar el proceso electoral que va a haber en el club. Y también me responsabilizo de guiar las acciones del contencioso que tenemos con la Dirección General de Deportes por la alineación de Francis Padilla.

-A partir de ahora se abre un periodo de seis meses muy inciertos para un equipo como el suyo, que carece de competición en su Isla, ¿qué van a hacer?

-El Unión Sur Yaiza está a la espera. En la reunión que hubo, a principios del año pasado con el director general de Deportes, quedó claro que iba a haber Copa Presidente o Torneo Clausura para los seis clubes que estábamos en la misma situación. Pero, como siempre, por parte de la Junta de Gobierno de la Federación no hay ninguna voluntad, y no se habrá competición. No se hará nada. Y los luchadores tendrán que irse para sus casas.

-¿Está desencantado?

-Todo lo que rodea la lucha canaria me tiene asqueado. Parece mentira que un deporte tan preciso como éste lo sigan destrozando.

-¿Cómo ve desde Lanzarote la actitud de dos equipos de Primera de Tenerife, que han optado por competir en Segunda?

-Pues que si los dirigentes no hacen el esfuerzo de mantener a los luchadores ahí para competir en Primera, mal les va a ir. Es la Isla con más licencias y no puede conformarse con tener equipos de segunda fila.

-¿El Yaiza se ha reunido para proponerle algo similar a sus luchadores?

-En absoluto. La última lucha programada la tenemos el sábado en Tenerife, en el terrero del Chimbesque. Y para después esperamos acontecimientos, porque José Miguel Martín empezó un proceso de desmembración de la máxima categoría, y Eduardo Hernández lo ha concluido. Ahora todos, todos, nos estamos acordando de Plácido Mejías. Si ocurre un milagro y hay competición de Primera, nosotros participaremos. Porque qué hacemos cuatro cuatro equipos. Nosotros no nos vamos de Primera, nos están echando. Éramos seis, pero el Productos de El Hierro y el Chimbesque se retiran.

-¿Quién los echa?

-La Federación. Ahora saldrá el presidente de la Federación y dirá cómo va a hacer una competición con cuatro equipos, y tiene razón. Pero ya vendrán otros más capaces, que le den luz a todas estas sombras. Porque con el trabajo que nos costó sacar adelante el Torneo Apertura y éramos seis, no creo que se concrete la disputa del Torneo Apertura con cuatro.

- Está muy negro

-Bastante. Aunque hay otros dicen que la lucha goza de una extraordinaria salud, pero yo no sé dónde. Pero vamos a seguir para adelante, por lo menos, hasta terminar la temporada. Aunque en diez años no he visto la lucha tan mal como la estoy viendo ahora. Está enferma y, encima, lo ocultamos. Flaco favor le hace un padre a su hijo deficiente no sacándolo a la calle.

-¿Dónde está la solución?

-Este deporte necesita una reconversión total, y dejarnos de pijadas. Si un luchador se dopa hay que decirlo, y si cobra, también. No se puede ofrecer al exterior la imagen de amateurismo y aplicar reglamentos internos fundamentados en sanciones económicas. Ya es hora de hablar de los defectos y no sólo de las virtudes de la lucha.