Jornada Deportiva

Marc Coma, el mejor español

La nota negativa de la jornada fue la muerte del copiloto francés Bruno Cauvy, que competía en la categoría Súper Producción Diesel, junto a su compatriota Daniel Nebot, tras un accidente.
12/ene/03 10:48 AM
Edición impresa

EFE, Sarir (Libia)

El sueco Per-Gunnar Lundmark (KTM), en motos, y el japonés Hiroshi Masuoka (Mitsubishi), en coches, se impusieron en la décima etapa del Rally Dakar, disputada ayer entre Zilla y Sarir sobre 554 kilómetros, en los que el mejor español fue Marc Coma (KTM), quinto en la modalidad de dos ruedas. En el apartado de coches, José María Serviá (Schlesser) cruzó la meta de la etapa, que concluyó en una zona de dunas, en séptima posición a 15 minutos y 16 segundos del japonés, con lo que pasa a ser décimo en la general a más de tres horas del líder, que sigue siendo el francés Stephane Peterhansel (Mitsubishi).

José Luis Monterde (Mitsubishi), que fue vigesimocuarto en la etapa de coches, es duodécimo en la general, ahora acerca de seis horas del primer clasificado.

Tras la especial de ayer, que transcurrió en una zona del desierto que une Libia y Egipto, el francés Richard Sainct (KTM) se mantiene en cabeza de la general de motos con mayor ventaja sobre el italiano Fabrizio Meoni (KTM), que se encontró con problemas en el motor y aunque consiguió terminar la especial llegó con un retraso de 40.58 sobre Lundmark.

Fabrizio Meoni, ganador de las dos últimas ediciones, retrocede al tercer lugar de la general a 37.34 de Sainct y el francés Cyril Despres se coloca segundo a 11.03.

En coches el francés Stephane Peterhansel (Mitsubishi), que fue segundo, se mantiene en cabeza de la general, aunque el japonés Hiroshi Masuoka reduce su desventaja a 14 minutos y 6 segundos.

Sin duda, la nota negativa de la jornada fue la muerte del copiloto francés Bruno Cauvy, de 48 años y acompañante de su compatriota Daniel Nebot, como consecuencia de un accidente. El Toyota de la categoría Super Producción Diesel número 280 de Nebot y Cauvy sufrió un espectacular accidente en el que el navegante perdió la vida.

En otro orden de cosas, el piloto español Joan Roma, que abandonó el viernes la prueba a causa de una caída, emprendió el regreso a casa en un avión médico. Nani Roma será sometido a una resonancia en el Hospital Internacional de la capital egipcia a fin de poder descartar la posibilidad de que pueda tener cualquier pequeña lesión en la espalda. La organización reservó plaza para su regreso a España.