Jornada Deportiva

BREVES


5/mar/03 22:04 PM
Edición impresa

Joao Tomás pide disculpas

El delantero portugués Joao Tomás, que protagonizó un incidente con varios seguidores béticos a la salida del estadio Manuel Ruiz de Lopera tras el derby disputado ante el Sevilla, pidió ayer disculpas a los aficionados que arrolló con su automóvil. Joao Tomás explicó que estaba con otros cuatro futbolistas de la plantilla bética -Arzu, Rivas, Varela y Calado- en los aparcamientos del estadio y que "unos chavales estaban insultado". Afirmó que se asustó y tuvo que acelerar.

Yeste, otro que se arrepiente

El jugador del Athletic Club Fran Yeste pidió ayer públicamente "disculpas" al club bilbaíno y a su afición por haber llegado con retraso a un par de sesiones preparatorias, la última de ellas el pasado domingo. Ese día, el posterior al de la derrota del Athletic por 2-3 ante el Recreativo de Huelva en San Mamés, el interior izquierda vizcaíno llegó con gran retraso al entrenamiento matinal de su equipo.

Navas pasa a ser comunitario

El defensa del Espanyol Mauro Navas no ocupará plaza de extracomunitario a partir de la próxima jornada, ya que el club barcelonés ha empezado a tramitar la documentación para que la Federación Española (RFEF) le considere comunitario a todos los efectos. Navas por fin a recibido del consulado italiano el pasaporte que le acredita como nacional de aquel país.

Cuatro partidos a Del Horno

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol ha sancionado con cuatro partidos de suspensión al jugador del Athletic de Bilbao Asier del Horno por propinar un puñetazo en el estómago a un contrario cuando el juego estaba detenido. Asimismo, el Comité de Competición ha sancionado con multa al jugador mexicano del Villarreal Antonio de Nigris por disputar unos minutos durante el partido ante el Rayo Vallecano con la camiseta al revés.

La "despedida" de Urrutia

Josu Urrutia asumió ayer que "probablemente" ya haya disputado su "último partido con el Athletic", ya que los plazos de recuperación de su rodilla lesionada y el estado de la misma difícilmente le van a hacer factible volver a jugar antes de la finalización de su contrato, el 30 de junio. A pesar de ello, el centrocampista bilbaíno no quiso adelantar su adiós definitivo al fútbol, porque pretende afrontar lo que queda de actividad profesional.