Jornada Deportiva

La UD LANZAROTE fue ayer mejor que el AVILÉS, pero sólo pudo sacar un EMPATE

Santaella tuvo en los últimos minutos la mejor ocasión para batir a Vilches, pero el meta asturiano abortó la oportunidad. Antes de la media hora, los conejeros ya habían realizado sus tres cambios por las lesiones de Fran Rivera, Maciot y Marcelino. Además, Gustavo Miguel también acabó "tocado".
Ficha Técnica  avilés  0   0   lanzarote     

14/abr/03 11:09 AM
Edición impresa

árbitro

Rafael Ruiz Bada, del Colegio de Cantabria, asistido en las bandas por Luis Miguel García y Fernando Villamediana. Expulsó por doble amarilla a Gustavo Miguel (m.90). Amonestó al local Parente y a los visitantes Zipi y Fali.

Incidencias

Unos mil espectadores en el estadio Román Suárez Puerta. Los tres cambios de la UD Lanzarote se debieron a problemas físicos de los jugadores sustituidos. Terreno de juego en regulares condiciones, tirando a malas. Todo el segundo tiempo se jugó con luz artificial.

ACAN, Avilés (Asturias)

Tarde de nones en el Suárez Puerta en un partido que prometía en los previos y que dio muy poco a la hora de la verdad. El Avilés no jugó, o jugó a nada, y hasta puede darse por satisfecho con el logro de un punto que ayuda de cara a un final de Liga que se aprieta en sus puestos calientes. El Lanzarote también suma, aunque pudo sacar mayor tajada en un domingo que fue propicio para avanzar hacia la liguilla de ascenso.

El empate sin goles es fiel reflejo de un partido malo de veras, el peor de los últimos meses. El Avilés fue peor que el Lanzarote y en número y claridad de oportunidades de gol sale perdiendo, aunque pudo disponer de lo que desde la grada parecía un claro penalty a Parente en el primer tiempo. Por no tener, el equipo local hasta careció de uno de sus recursos favoritos, las acciones a balón parado.

El cuadro conejero, por su parte, demostró en el Suárez Puerta las razones por las que en esta segunda vuelta se ha ganado optar a la liguilla en este tramo final del campeonato. Con la ausencia de su capitán y eje de la zaga, y de su máximo goleador y segundo del grupo, salió mucho mejor dispuesto que el Avilés, pero tuvo que asumir una primera parte de pesadilla, con tres jugadores lesionados antes de cumplirse el minuto 20. Y por si fuera poco, su lateral derecho, Gustavo Miguel, se lastimó también, en el minuto 25 del segundo tiempo, a partir del cual y sin opciones a un relevo, pasó a situarse como delantero en busca del famoso gol del cojo. No tendría opciones porque para más inri lo expulsaron ya en el minuto 90 por estorbar un saque de Vilches. El portero local, por cierto, iba a ser protagonista en los instantes finales cuando salvó a su equipo de un gol que ya se cantaba, tras vaselina de Santaella desde el borde del área.

Si tenemos en cuenta todas las circunstancias apuntadas y añadimos los números de la estadística, sacaremos la conclusión de que la de ayer no era la tarde del Avilés, y que el punto sumado es bueno.

El entrenador local declaraba al final que se había equivocado a la hora de elegir los titulares en su alineación, pero no hizo más referencias.