Jornada Deportiva
MARCOS PÉREZ ACOSTA PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE LUCHA DE TENERIFE

"El éxito es de los patrocinadores"

Marcos Pérez Acosta se sintió orgulloso del comportamiento del grupo que llevó Fernando Palmero en El Tablero. Los chicos tuvieron una actitud exquisita en el terrero y fuera de él.
JORNADA, S/C de Tenerife
29/abr/03 11:16 AM
Edición impresa

JORNADA, S/C de Tenerife

-¿Qué valoración le merece la actuación de la selección cadete de Tenerife en la XX edición de los Juegos Escolares?

-Antes del campeonato se vendió el rumor de que nuestro nivel había bajado y que el de las otras Islas aumentaba, pero sobre el terrero se demostró todo lo contrario.

-¿A qué rumores se refiere?

-A los que se difundieron en medios de comunicación. Aunque la evidencia dice todo lo contrario: en Tenerife sigue trabajando bien la base. Somos el ejemplo que tratan de imitar las demás federaciones insulares. Incluso aficionados y padres de luchadores de Gran Canaria dijeron que se debe tomar con referencia a Tenerife en cuanto a la forma de potenciar la cantera.

-¿Cree que se valora desde fuera, incluso más que en casa, el esfuerzo que están haciendo?

-Se tiene en consideración y se estima mucho, mucho, la dedicación de los equipos, junto con la federación y los patrocinadores. Y se aprecia porque está bastante mejor el trabajo con la base aquí que en el resto del Archipiélago. De hecho, en los resultados de ve.

-¿Le sorprendió el éxito tan holgado en la final contra La Palma?

-Sí. Se dijo que era una de las selecciones favoritas, pero se quedó en 9 puntos, y nosotros hicimos 25. Lo cual dice que nuestra grupo estuvo bien. Incluso hubo amagos de dos lesiones y eso no se notó en el terrero.

-¿Con quién quiere compartir el premio?

-Con toda la familia de la lucha. Tiene que servir de aliciente para los equipos, que han asumido con valentía un nuevo reto este año.

-¿Se refiere a la Liga Unificada?

-Indudablemente, porque han acogido la coordinación de todas las categorías a partir de la alevín. Por eso no fue un triunfo de la federación, sino de toda la lucha de Tenerife, y lo compartimos cada uno de los estamentos.

-¿Incluso de todos los patrocinadores?

-Sí. Ellos son los principales. Son los que han confiado en nuestro proyecto y, en definitiva, los que están manteniendo la lucha. Y no sólo los institucionales, de las que estamos enormemente agradecidos, sino de las empresas privadas. Ayer (anteayer para el lector) me asombró encontrarme con el patrocinador de un equipo, que estaba viendo a los chiquillos en Gran Canaria. Es un gesto que me produjo satisfacción.

-¿Le sorprendió el tropiezo de Gran Canaria, que se clasificó en cuarto lugar?

-Pienso que las selecciones que sobresalen son las de Tenerife y La Palma; las demás están a un mismo nivel. Y no es alto, precisamente. Pienso que el lugar que le corresponde a Gran Canaria es el primero o el segundo. Pero me preocupa la imagen que ofrece El Hierro.

-¿Por qué?

-Porque dice muy poco del trabajo que está haciendo en la Isla. Sé que se incentiva la base, pero el esfuerzo no se refleja en la selección. No hicieron un sólo punto en tres encuentros. Además, me llegaron comentarios de que había mejores luchadores en la Isla que los que fueron al campeonato.

-En La Palma están haciendo bien los deberes, ¿verdad?

-Es cierto. Y se nota en el terrero. Son luchadores buenos y el efecto del trabajo se nota enseguida.

-Ahora, un día después de colmarse de éxito, ¿a quién hace responsable?

-Quiero felicitar públicamente al equipo técnico, porque ha hecho un trabajo brillante. Llevó a los luchadores más fuertes y así lo demostraron. Creo que Fernando Palmero, Horacio Galván y Agustín Melián son los entrenadores de moda. Al final del campeonato, otros colegas fueron a felicitar a Palmero por su forma de llevar a los chiquillos. Están en una edad difícil y no todo el mundo sabe ganárselos y sacar lo máximo de ellos dentro del terrero y como personas.

-¿Cómo fue el comportamiento del grupo fuera del terrero?

-Bueno. Hubo disciplina, corrección y respeto. Esto también es labor del técnico responsable. Algunos padres de luchadores de Gran Canaria me lo reconocieron

-Detrás de la fase regional de cadetes viene la de infantiles, ¿cómo ve al grupo?

-Creo que tenemos chiquillos. La calidad técnica, según dicen, es buena.

-¿Cuál es el objetivo?

-Estar en la final. No sé si somos demasiado exigentes estableciendo metas, pero es una forma más de ir sacando adelante a los niños.

-¿Aprovechó la estancia en Gran Canaria para hablar con su homólogo Antonio Mayor, presidente de la Federación Insular de Gran Canaria, de planteamientos conjuntos en el futuro?

-Hablamos de lucha, pero de nada en concreto. El último día, el domingo, él no estuvo en la final. Había estado en las jornadas anteriores, pero, según me dijo un compañero de junta suyo, tenía fiebre y no pudo desplazarse. Así que de la asamblea ni de los aspectos más candentes de las próximas fechas, no conversamos nada. Pero si tuviéramos que hacerlo más adelante, seguro que no habrá problema.

-¿Le interesa contar con el apoyo de Mayor para regular el reglamento las relaciones de filialidad entre los equipos?

-Por supuesto que sí. Pero no sólo nos interesa el respaldo de Antonio, sino el de todos los asambleístas. En Tenerife estamos cada vez más convencidos de que es una necesidad. La lucha no crece sin restablecer los equipos filiales. Son una forma de recuperar el arraigo en zonas donde antes lo hubo y ha decrecido y para garantizar la continuidad de chicos que cumplen la edad juvenil.

No es la primera vez que defendemos esta solución como la más válida.

El apunte

Reunión con los asambleístas

Marcos Pérez Acosta (en la foto) y sus compañeros de junta se reunieron anoche con los asambleístas de Tenerife. "Excepto que el grupo manifieste una postura diferente, mi intención particular es no presentar propuestas para la modificación del reglamento técnico. Lo que realmente nos preocupa es el rumbo que van a tomar las competiciones. Queremos saber cómo van a quedar la Liga de Primera y la de Segunda. Esto nos importa más que la cantinela de todos los años", dijo el presidente, convencido de que la última palabra la tienen los representantes de la asamblea. "Yo soy uno más", afirmó con modestia y preocupación por evitar la incertidumbre de esta temporada.

MARCOS PÉREZ ACOSTA PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE LUCHA DE TENERIFE