Jornada Deportiva

El Mallorca no llama por el Colorado y le quedan 24 horas para "comprarlo"

Mañana finaliza el plazo legal que el club balear tiene para hacerse en propiedad con los derechos del futbolista argentino, cedido por el Club Deportivo Tenerife. Ni el equipo de Primera está pensando en pagar ni el insular piensa en rebajar sustancialmente los 4.808.000 euros que cuesta el jugador.
L.B., S/C de Tenerife
29/abr/03 11:16 AM
Edición impresa

L.B., S/C de Tenerife

Los 4.808.000 euros que cuesta el Colorado (799.983.888 pesetas) no los va a pagar el Mallorca, que tiene firmado un contrato de cesión con el Tenerife. En ese documento se explica que si antes del 30 de abril no abona la citada cantidad, el Tenerife será el propietario de los derechos del jugador a partir del próximo 30 de junio, fecha en la cual expira el acuerdo entre ambas entidades.

Al menos hasta ayer, el club balear no se había puesto en contacto con el callejón del Combate para negociar un posible traspaso. De hecho, al Tenerife sí le han llegado llamadas procedentes de clubes tan importantes como Deportivo, Sevilla y Valencia. Los tres, además del Málaga, ya han mostrado cierto interés por la situación del defensa argentino.

En el caso del Mallorca, su extraña situación económica (no maneja dinero pero le deben mucho) condiciona cualquier tipo de negociación. De los 26 jugadores de la plantilla bermellona, 14 terminan contrato entre ésta y la próxima campaña, lo que significa que no parece viable un acuerdo con el Tenerife. Al Mallorca le deben aún las cantidades de los traspasos de jugadores como Burgos y Luque, motivo por el cual ha tenido que pedir un crédito que le permite hacer frente a los pagos inmediatos.

La postura del Tenerife está muy clara: esperar ofertas. Si el Mallorca llama, extremo improbable, se negociaría, pero nunca se rebajaría sustancialmente lo recogido en la opción de compra. Si no lo hace, se esperará al final de la temporada para buscar un nuevo comprador. En ese sentido, la próxima obtención de la nacionalidad española por parte del futbolista revalorizaría su status. El hándicap es que Lussenhoff tiene 29 años.

El presidente y Amaral

Víctor Pérez de Ascanio, presidente del CD Tenerife, y David Amaral, entrenador del equipo, tienen previsto cenar juntos esta noche para analizar, entre otros asuntos, la situación deportiva que atraviesa el equipo. La cita entre los máximos responsables directivo y técnico de la entidad se circunscribe, no obstante, en una línea habitual de conversaciones que quedó interrumpida la semana pasada a causa de la ausencia del presidente, quien resultó afectado por un proceso febril de garganta del cual ya se ha recuperado. No hay que descartar que a lo largo de la presente semana se produzca un contacto entre el mandatario del club y los jugadores de la primera plantilla, en vista del bajo rendimiento exhibido en los últimos compromisos. Podría haber almuerzo o cena.