Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Un estudio descubre la vigilancia masiva por teléfono móvil con aplicaciones preinstaladas leer

El Barça de Svetislav Pesic logró el TRIPLETE

La formación azulgrana se impuso al Pamesa Valencia en el tercer partido de la final y se adjudicó el título de campeón de la Liga ACB por la vía rápida. El capitán De la Fuente recibió el trofeo de Eduardo Portela.
25/jun/03 11:34 AM
Edición impresa

El Barça conquistó el triplete histórico a las primeras de cambio. Los azulgrana sentenciaron la Liga ACB tras derrotar al Pamesa Valencia a domicilio (74-82). Tres victorias en tres partidos. Tres títulos en una temporada: Liga ACB, Copa del Rey y Euroliga. Un palmarés que demuestra la contundencia y la calidad de la plantilla barcelonista. Y eso que el arranque de los locales presagiaba una serie más larga.

La intensidad inicial les duró muy poco a los de Paco Olmos. El acierto del Pamesa le situaba en una posición ventajosa (14-6 min.7). El Barça había salido concentrado pero le costaba entrar en acción. Pesic mantenía la calma. Haciendo uso de las habituales rotaciones la maquinaria azulgrana hizo el resto. Poco a poco se iba engrasando ante la atónita mirada de los espectadores.

El Barça quería resolver la final por la vía rápida. El trabajo de Fucka bajo los tableros y la dirección de Jasikevicius ponían al Pamesa contra las cuerdas. Los azulgrana se ponían en ventaja, la primera del partido, tras un triple del lituano (20-21 min.12).

Los valencianos aguantaron el combate un par de minutos más. El intercambio de canastas se acabó en el minuto 15. Después, llegó el vendaval barcelonista. El equipo de Pesic defendía a la perfección ante un Pamesa que pecaba de precipitación. El ciclón visitante culminaba un espectacular parcial de 15-40 en trece minutos. El dato del segundo cuarto era esclarecedor: 12-32.

Al Pamesa sólo le quedaba dar el do de pecho. Morir o revivir inesperadamente ante un rival curtido en mil batallas. Los valencianos no perdían la esperanza. Tras el descanso, La Fonteta intentó infundir ánimos a su equipo para intentar la hombrada.

Con más corazón que cabeza, el Pamesa apretó el acelerador. La misión era meterle al partido un ritmo endiablado. La gesta cobraba fuerza (45-53 min.24). El Barça vivía de las diabluras de Jasikevicius. Los azulgrana perdían el control minuto a minuto. La fuerza de su rival no era contrarrestada y el partido se igualaba (53-59 min.28).

El Pamesa recobraba el ánimo a pasos agigantados con un parcial en el tercer período de 30-19, maquillado por el Barcelona con un triple al límite del tiempo de De la Fuente. El último cuarto volvería a ser decisivo (59-65 min.30).

Tras situarse a tres puntos (62-65), los valencianos acumulaban, víctimas del cansancio, tres balones perdidos que abrían una brecha casi insalvable (64-75 min.35).

El tramo final ya no tuvo historia. El intercambio de canastas maquillaba el marcador final haciendo justicia a la superioridad del Barcelona y al dignísimo papel realizado por el Pamesa.

Doble premio para Jasikevicius que fue escogido como el jugador más valioso de la final y el "cartero", por aquello de las asistencias y el patrocinio de Correos.