Jornada Deportiva

La UD Las Palmas podría comenzar la nueva temporada en el Estadio Insular

El Estadio de Gran Canaria no será utilizado hasta que se garantice que reúne todas las condiciones de seguridad, aspecto que en estos momentos no cumple. El presidente del Cabildo de Gran Canaria, que visitó ayer la instalación, reconoció que hubo precipitación en la inauguración.
JORNADA, S/C de Tenerife
25/jun/03 11:34 AM
Edición impresa

JORNADA, S/C de Tenerife

El futuro a medio de plazo de la UD Las Palmas en el Estadio de Gran Canaria no está garantizado, pues dependerá de que la nueva instalación deportiva reúna todas las condiciones de seguridad. De lo contrario, el equipo amarillo comenzaría la Liga 2003-2004 en el Estadio Insular. Así lo reconoció ayer el presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Manuel Soria, el cual afirmó que hubo precipitación en la inauguración del recinto.

Soria visitó ayer el estadio acompañado, entre otros, de la alcaldesa de la capital grancanaria, Josefa Luzardo. Tras el recorrido, destacó que cuando estén culminadas las obras, la instalación dará "un gran servicio a esta ciudad y a esta Isla", aunque afirmó que "hay mucho trabajo por hacer y después podremos decir a la alcaldesa que envíe a los servicios de comprobación de la finalización del estadio porque no hay un solo técnico que pueda dar el visto bueno a una instalación si no está finalizada".

Por ello, avanzó que desde el Cabildo se van a reunir con los responsables de la constructora "para fijar un calendario y que no nos movamos de él, porque lo primero que tenemos que hacer es terminar este estadio y luego procederemos a la elaboración del proyecto de la ciudad deportiva".

"El Estadio de Gran Canaria se está utilizando ya, desde el momento en que se inauguró de una manera totalmente precipitada porque las cosas deben inaugurarse cuando corresponden", agregó.

En este sentido, recordó que el Estadio se presupuestó hace años entorno a los 3.000 millones de pesetas "y ahora el presupuesto ya va rondando los 12 ó 13.000 millones de pesetas, sin la culminación de los tres edificios, que habrá que presupuestar también".

Según Soria, "eso ha sido un despropósito desde el principio, pero está ahí y ahora la nueva corporación tendrá que intentar, hablando, sentando y negociando con la empresa, primero que se culmine, con prontitud, con la calidad que está prevista, y además al mínimo coste adicional posible".

Soria, sobre su gestión con Hacienda

José Manuel Soria (foto), presidente del Cabildo Insular de Gran Canaria, matizó ayer su papel en la negociación de la UD Las Palmas con la Agencia Tributaria para el aplazamiento del pago de la deuda que mantiene el club amarillo. "Lo único que hice fue una gestión ante el ministro y el secretario de Estado de Hacienda para que se pudiera atender el planteamiento del club", señaló el mandatario de la corporación insular, el cual alabó "el planteamiento" realizado por el consejo de administración que preside Ricardo Ríos. "La UD Las Palmas está en una nueva fase y pretendía aplazar la deuda que tiene en Hacienda, y quiero decir que hubo esa reunión y que el resultado fue positivo, no por mi gestión, sino porque hubo un planteamiento muy coherente por parte de quienes fiscalmente están asesorando a la entidad", destacó Soria, quien consideró que el resultado derivado de esa reunión es bueno "por cuanto le quita mucha presión en el corto plazo a la UD Las Palmas".