Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Policía de Francia publica la fotografía del sospechoso del ataque en Estrasburgo leer

Cuestión de sintonía

Amaral expresó ayer su apoyo a la contratación del "Lobo" Carrasco como secretario técnico. "Deseo que se haya hecho una buena elección. Ahora vamos a darle tiempo y ayudarle", comentó el técnico blanquiazul, quien recordó que la vistosidad del fútbol va en función de los jugadores que se tengan.
JORNADA, S/C de Tenerife
27/jun/03 11:35 AM
Edición impresa

La presentación del "Lobo" Carrasco como nuevo secretario técnico del Tenerife también está sujeta a la interpretación de David Amaral. Hay quien dice que ambos representan dos conceptos futbolísticos distintos, uno más pragmático (David) y otro fantasioso, de discurso más fluido.

Consideraciones externas al margen, el entrenador del Tenerife expresó ayer su opinión: "Ya hacía falta (contratar un secretario técnico) y había que hacerlo lo más rápidamente posible. Deseo que se haya hecho una buena elección y ahora vamos a darle tiempo y ayudarle a sacar esto adelante. Espero lo mejor de él", comentó el técnico del equipo insular.

David afirmó que su trato con Carrasco se limita al tiempo presente: "Lo conozco sólo del trato del fútbol, de verlo, más yo a él que él a mí. Hablamos antes de su presentación y estuvo muy bien. Espero que esta sintonía se pueda llevar a la práctica. Ahora tenemos una ilusión tremenda", indicó.

David Amaral recordó las figuras de los anteriores candidatos al puesto y resaltó una especialmente: "Todos eran importantes. Barrios es de aquí y vamos a ver si también podemos incorporarle. Ya veremos en qué sitio y si a él le gusta. Esperaremos para saber lo que piensan el club y Barrios".

Sobre las palabras de Carrasco, quien habló de ganar jugando bien, David comentó: "El fútbol va en función de las características de los futbolistas. Si son buenos se verá buen fútbol; si son normales, costará un poco más, pero también puede ser que sean más trabajadores que espectaculares". Amaral preguntó: "¿A quién no le gusta ganar jugando bien? La idea es hacer un equipo fuerte, que juegue y que esté arriba".

El entrenador hizo hincapié en la necesidad de dar un margen de confianza al "Lobo". Dijo que "hay que darle tiempo porque ahora todo es una incógnita. El equipo se va a hacer en sintonía entre el entrenador, el secretario técnico y, en lo económico, con el consejo de administración".

El preparador tinerfeño puso de relieve que la contratación de Carrasco le transmite un cierto alivio: "Ahora me dedicaré exclusivamente a entrenar, que es a lo que vine. Antes había un problema, un vacío de poder. Con tal de ir apagando fuegos y queriendo ayudar uno no tiene tiempo de centrarse en un equipo como es el Tenerife".

Amaral fue cuestionado sobre la posibilidad de contratar a Sandro y contestó que "me gustaría tener buenos futbolistas y si son de aquí, mejor".