Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
CCOO echa por tierra el convenio de hostelería firmado para la provincia tinerfeña leer

Los equipos filiales van camino de ser realidad

La Federación de Lucha de Tenerife admite que el Chijafe se convierta en protector del I´Gara. Es igual de receptiva al vínculo paternalista que el Benchomo pretende establecer con el Agache. Pero establece unas normas.
JORNADA, S/C de Tenerife
9/jul/03 11:38 AM
Edición impresa

La Federación de Lucha de Tenerife recupera las relaciones de filialidad entre los equipos. Han estado ausentes durante dos decenios y han supuesto la desaparición de múltiples clubes representativos de núcleos de población poco favorecidos. Ahora este tipo de vínculos está de actualidad y cuenta con el visto bueno de la junta de gobierno que preside Marcos Pérez. El objetivo es recuperar el terreno perdido llevar la lucha canaria a feudos con tradición.

De esta forma, el Servicio Fillo Chijafe se convierte en protector del I´Gara. Ambos representan al municipio de Arona y la Corporación también ve con buenos ojos el apoyo. Igual de sensible es el Ayuntamiento de Güímar a la relación que pretenden establecer el Benchomo y el Agache. A la firma Ramos Cruz le ilusiona el proyecto y ha decidido patrocinar a uno y otro equipos. El Tegueste Cemex Teide también está por la labor. A diferencia de Chijafe y Benchomo, el conjunto teguestero establece la filialidad dentro del mismo club.

El I´Gara, el Agache y el Tegueste filial conformarán plantillas de Promoción. Podrán alinear a cuantos luchadores les cedan los representativos de superior categoría, siempre que se acomoden a las normas. Son bregadores de Promoción los que no están incluidos en la listas de clasificados regionales e insulares, además de los séniors de primer año que participaron en la temporada 2002-03 en la selección juvenil. También están excluidos los juveniles del ejercicio 2003-04 que se alinearon en el Torneo Pancho Camurria.

De momento sólo son tres los clubes que se interesan por los filiales, pero el proyecto es extensible a otros muchos. La idea no es nueva y está avalada por varias generaciones de luchadores que crecieron y deleitaron a aficionados en varios decenios. Fue una época que se echa de menos y es necesario revivir.

Propuesta del Naranjeros

Al mismo tiempo que la temporada 2002-03 da los últimos coletazos se planifica la 2003-04. Muchos equipos se entusiasman con la posibilidad de reaparecer. Uno de ellos es el Naranjeros, un histórico que posee terrero y que nunca se ha extinguido. Ha mantenido la ilusión en su entorno con la plantilla juvenil, pero quiere conformar un equipo en Categoría de Promoción. Y presentó una propuesta. Solicitó a la Insular que permita fichar un destacado C en los equipos de nueva creación.