Jornada Deportiva

"Hay gente en la plantilla capaz de tirar del equipo"

Ricardo Ríos, presidente de la UD Las Palmas, confía en los futbolistas que hay en la actualidad en el club y señala que "si llega algún refuerzo será alguien que marque las diferencias y que esté dentro del presupuesto".
EFE, Las Palmas
3/ago/03 11:45 AM
Edición impresa

EFE, Las Palmas

El presidente de la UD Las Palmas, Ricardo Ríos, dijo ayer que en la plantilla de jugadores, aún sin completar, existe "gente capaz de tirar del equipo" en la Liga 2003-04 de Segunda División.

Sin embargo, el consejero isleño adelantó que si llega un refuerzo "será alguien que marque diferencias" y aclaró que realizarán "un esfuerzo" para ficharlo, pero siempre "dentro del presupuesto".

"Nuestros jugadores están ilusionados y con ganas de demostrar que el fútbol canario está vivo", añadió. Respecto a los posibles fichajes de Paqui y Filipescu (Betis), Ríos ratificó que existe "interés por ambos" y que tanto el técnico, Juan Manuel Rodríguez, como el director deportivo, José de la Rosa, "apuestan por ellos".

Ricardo Ríos, que agotó durante esta jornada los dos meses exactos al frente del consejo de administración de la UD Las Palmas SAD, afirmó que el enfermo ya no está en la UVI -faceta económica-, porque está "vivo" y dispuesto a afrontar con "optimismo" los retos que aún le quedan por resolver.

Las dos últimas semanas las calificó Ríos como "agobiantes" y explicó que cada carpeta -provista de un expediente- que abrió supuso una nueva "adversidad" para la UD Las Palmas y "sangrante" para su economía, fundamentalmente.

El dirigente, que amenaza con continuar tocando en la puerta del empresariado grancanario, espera no tener que hacerlo más con los cinco -Hermanos Domínguez, Ángel Luis Tadeo, Germán Suárez y Manuel García- que salvaron las deudas que los jugadores amarillos hicieron llegar a la AFE.

"Espero que la UD no dependa siempre de estos cinco hombres. Hay muchos más empresarios en Gran Canaria que tienen una deuda moral con el club y están obligados a ayudarles", agregó.

A pesar de la cuestión más complicada que tendrá que acometer el consejo de administración, subsanar una deuda con la Agencia Tributaria cercana a los 2.500 millones de pesetas, que espera lograr aplazar un año, Ricardo Ríos mantiene la fe de -"con trabajo y austeridad"- enfilar y lograr metas deportivas en la próxima campaña.

Ríos hizo una llamada al aficionado de la UD Las Palmas y opinó que no debe "andarse con recelos", tiene que entender que el equipo le dará "satisfacciones". Ahora "les toca dar el paso y decir aquí estoy para salvar al equipo", y así alcanzar el número de 22.000 abonados -posee 8.000-.